Economía Jueves, 12 de marzo de 2020 | Edición impresa

Coronavirus: prevén un efecto contractivo para la economía mendocina

El comercio internacional, el turismo y la producción petrolera son algunos de los sectores que ya están sintiendo los efectos del virus.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

La expansión del coronavirus tendrá un inevitable impacto negativo en todas las economías del mundo y por supuesto, Mendoza no será la excepción. Por el momento resulta difícil medir cuál será la incidencia real de la pandemia sobre el Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia, pero un informe realizado por especialistas de la Unidad de Inteligencia de The Economist advierte que el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina podría caer hasta 1,3 puntos porcentuales más de lo previsto (inicialmente se había pronosticado una contracción del 1,4%).

Gustavo Guevara / Los Andes

Especialistas y referentes consultados por Los Andes coinciden en que la magnitud de los efectos dependerán de la evolución de la enfermedad en América Latina y el resto del Hemisferio Sur cuando se produzca el cambio de estación.

 

El economista Jorge Day, de Fundación Mediterránea (Ieral Mendoza) consideró que “a medida que se demore en hallar la solución, la situación se complicará y habrá que corregir las estimaciones, esperando menores tasas de crecimiento, similar a lo que ocurrió con la gripe A”.

Para Day, los problemas son varios. “Aislar personas implica menos gente que trabaja, fábricas que funcionan a un ritmo menor y precios internacionales a la baja (materias primas a e insumos como el petróleo)”, comentó. “Además, la gente, con pánico, será más cauta en gastar, y reducirá el consumo, por lo cual se complicará exportar productos al mundo”, agregó.

 

La pandemia también tendrá efectos en el sector financiero, el economista de Ieral consideró que los inversores buscarán activos más seguros, como bonos de Estados Unidos y Oro, con lo que podría aumentar el precio del dólar y el riesgo país de los países emergentes. En el caso de Argentina, al ya tener un riesgo elevado, esto podría influir en menor medida. 

Mendoza ya comenzó a sentir los primeros efectos de la enfermedad que apareció por primera vez en Wuhan a finales del 2019 y se expandió con mucha rapidez por todo el mundo, especialmente en países destino para las exportaciones locales como son Estados Unidos, el Reino Unido, Países Bajos y China. Así, se han reprogramado envíos al extranjero y misiones comerciales que tenían por objeto aumentar las plazas comerciales para los exportadores mendocinos.

 

A esto habrá que sumarle las bajas en el turismo que podrían costarle a Mendoza 8,5 millones de dólares y 7 mil turistas menos (promedio de visitantes por trimestre, provenientes de Estados Unidos, Canadá, Europa y el resto del mundo), si la crisis se extiende a los meses en que mayor cantidad de visitantes llegan a la provincia. Esto, a su vez, repercutirá en menor consumo interno y menor demanda de la oferta gastronómica.

Efecto dominó

Para el economista Daniel Garro, de Value International Group, “todos los sectores que exportan van a empezar a tener problemas porque hay barcos que no están yendo a algunos puertos a entregar mercaderías (especialmente en China)”. 

 

En principio, es lógico pensar que el Gobierno va a fomentar el movimiento económico interno, si no se puede comerciar con el exterior, pero para Garro se trataría de un efecto leve, comparado con los ingresos que genera el comercio internacional. “Si esto perdura en el tiempo, todo el mundo va a estar complicado y la recesión va a ser más profunda, se va a acentuar”, señaló.

El titular de Evaluecon, José Vargas, indicó que las importaciones podrían interrumpir su normal funcionamiento en la provincia. “Si el comercio internacional se restringe, será en ambos sentidos. Podrían faltar insumos para la producción de bienes y servicios en la provincia”, apuntó el especialista.

 

“Habrá que prestar atención al turismo, al comercio, la gastronomía, hotelería y las exportaciones. Ya estamos viendo qué ocurre con la cotización del dólar, el oro y el mercado bursátil, que también afecta a nuestra provincia, así como la caída del crudo, con la consecuente pérdida de regalías”, aclaró.

Sobre este último punto habló en la semana Lisandro Nieri, ministro de Hacienda y Finanzas de Mendoza. El funcionario explicó que, si el barril de crudo Brent se mantiene en los valores actuales a lo largo del 2020, la Provincia recaudará un tercio menos de lo pronosticado. Eso significa que perderá $ 3.400 millones de pesos. De acuerdo al funcionario, las regalías representan el 6% de los ingresos corrientes de Mendoza, pero con la posible caída, la participación descendería al 4%. 

 

Sectores más perjudicados

Si se consideran las actividades más afectadas por el cierre de mercados internacionales, habrá que prestar especial atención al turismo, cuya inminente caída inicidiría negativamente en la gastronomía y el comercio. En el primer caso el Ieral advierte que “un dólar oficial que se rezaga y una recuperación económica favorecerían al turismo nacional y se mantendría la llegada de extranjeros”, pero con el Coronavirus, todo podría cambiar.

Sobre el mismo tema habló Fernando Barbera, presidente de la Asociación Empresaria, Hotelero, Gastronómica y Afines de Mendoza (Aegha). “El hemisferio Norte y la forma en la que maneje la crisis determinará si el virus se instala en Argentina durante las temporadas de menores temperaturas”, opinó.

 

Con las cancelaciones en los vuelos internacionales, Barbera consideró que al sector le esperan al menos 15 días en los que se verá una baja en las ventas, pero de no extenderse la enfermedad, la situación tendería a normalizarse.

Hacia adelante se espera la llegada del turismo por Semana Santa, y luego los meses de mayo y junio son bajos para Mendoza. “Hoy Argentina no e un país de circulación del virus, con lo cual el riesgo es bajo y se pueden seguir haciendo actividades, con ciertas precauciones”, explicó el empresario del sector.

 

De igual manera, para Daniel Ariosto, titular de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, pasados los festejos vendimiales, Mendoza va a sentir los efectos de la crisis mundial. “El comercio y los servicios van a tener daños colaterales, van a ser meses difíciles si la situación con el coronavirus se complica día a día”. De acuerdo con el también empresario hotelero, a la fecha ya han bajado las consultas para viajar al exterior y tanto turismo emisivo como receptivo tendería a bajar.

Combustibles

De acuerdo al Ieral, la incertidumbre económica no alienta las inversiones en combustibles y la presencia del Coronavirus, que tira hacia abajo el precio internacional del crudo, desincentiva aun más la extracción de petróleo. 

 

La economista Paula Pía Ariet, de Gestión Consultores, coincidió con el análisis y explicó que “podría verse un desaliento a quienes estén pensando en invertir en Vaca Muerta, porque tiene procesos de extracción costosos (crudo semipesado), y deberán replantearse si el negocio sigue siendo rentable con la caída de los precios”.

Perspectivas 2020

En su Informe Anual 2019 el Ieral (Fundación Mediterránea) planteó dos escenarios para la provincia, atados a la economía nacional: uno optimista y otro pesimista. En el primero, el Gobierno Nacional resuelve exitosamente la renegociación de la deuda pública y evita el default total, a corto plazo la economía recupera terreno perdido y la inflación desacelera; en el segundo, Argentina entra en cesación de pagos y se produce una contracción en el nivel de la actividad económica con grandes presiones devaluatorias e inflacionarias.

 

El segundo escenario se agravaría con la crisis internacional, pero aún en el primero, el Ieral advierte que el impacto del Coronavirus podría ser un riesgo que evitaría la reactivación económica.

Suspenden ferias y rondas de negocios

El mundo reaccionó a la expansión del virus de diferentes maneras, pero a los controles sanitarios se le sumó la suspensión de eventos que impliquen visitas internacionales y concentraciones masivas de gente. Así, la organización de la Feria Pro Wein de Düsseldorf, Alemania, canceló el encuentro al que asistirían más de 140 bodegas argentinas; Vinitaly (feria se realizaría en Verona) y las dos ediciones de Vinexpo, en Hong Kong y Burdeos, también se cancelaron.

 

En tanto, ProMendoza reprogramó una misión técnica exploratoria con destino a Paraguay. Sin embargo, continúan vigentes los programas de promoción comercial (Nex, DiMEX y PyMExporta) y confirmaron la realización de Sitevinitech entre el 27 y el 29 de mayo en la Nave Cultural.