Política Miércoles, 14 de agosto de 2019 | Edición impresa

Cornejo y Suárez empiezan su divorcio del Presidente

Retomaron ayer en San Rafael la campaña para ganar la gobernación en setiembre.

Por Cecilia Zabala - Especial para Los Andes

El radicalismo mendocino tiene en claro cuál será la estrategia que utilizará de aquí al 29 de septiembre para evitar que el “efecto Macri” ponga en riesgo la continuidad en la gobernación y desde el mismo lunes comenzaron el operativo divorcio del Presidente.

 

El eje de campaña será mostrar obras y seguir valorando la gestión del gobernador Alfredo Cornejo. Habrá un fuerte mensaje a la clase media, arrancando por los municipios en los que se vota el 1 de septiembre (San Martín, Lavalle, Tunuyán y San Rafael). Esa recorrida empezó ayer, cuando Cornejo y Rodolfo Suárez se arrimaron a San Rafael. 

El mensaje a los mendocinos es que la elección provincial y la nacional son completamente distintas. Así, el candidato a suceder a Cornejo, el ahora intendente de Capital Suárez centrará su discurso en la clase media y en propuestas para reactivar el consumo.

 

El intendente de Capital y el mandatario provincial recorrerán juntos toda la provincia, con fuerte respaldo a los intendentes que lograron plebiscitar su gestión en las PASO de junio. 

El análisis dentro del Ejecutivo provincial es uno: el dueño de la derrota es Mauricio Macri. Lo dijo el lunes post electoral el propio candidato a gobernador, Rodolfo Suárez, cuando reforzó la certeza que tuvo Cornejo (meses atrás) de que Macri no debía ser el candidato a presidente. 

 

El gobernador y Suárez señalaron que en Mendoza la elección “fue buena”, considerando que la diferencia en favor del Frente de Todos fue de tres puntos, mientras que a nivel nacional Cambiemos quedó relegado por 16 puntos.

La percepción que tienen es una: fue la figura del Cornejo (que encabezó la lista de diputados nacionales del oficialismo), la que impidió que el golpe los descolocara, como al propio Macri.

Incluso, hasta este martes el gobernador no tuvo contacto con el Presidente -ni siquiera telefónico-, ni con ningún ministro. Y tampoco tiene previsto hacerlo. 

 

Hoy viajará a Buenos Aires, pero desde el entorno del mandatario confirmaron que lo hará para disertar en un simposio internacional de genética forense. “Es una actividad que ya habiamos comprometido la presencia hace 20 días. Por ahora no tenemos agendada ninguna reunión con miembros del gabinete nacional”, agregaron.

Los radicales insisten en diferenciar entre las elecciones provinciales y las nacionales. Cornejo y su equipo intuían el riesgo que corría Macri en las urnas, por eso decidió desdoblar los comicios provinciales a sabiendas de que su gestión -juzgada por los datos de las encuestas- gozaba de la apreciación positiva de un amplio sector de los mendocinos.

 

En las internas, el candidato radical Rodolfo Suárez -con una campaña basada en mostrarlo como la continuidad de Cornejo- ganó con el 28,7% de los votos, por encima del 12,38% obtenido por el candidato del PRO, Omar De Marchi. Así, Cambiemos ganó con el 43,37% por una diferencia de casi ocho puntos a la candidata del frente Elegí, Anabel Fernández Sagasti.

Con este panorama, el radicalismo centrará sus esfuerzos en mantener la distancia de Mendoza de la Nación. Es que entienden que el presidente actúo como una especie de ancla al oficialismo local. 

“Tenemos en claro cuál es el problema: es económico. Hay que hacer cosas que permitan superar la crisis y hacerla más llevadera”, evaluó Andrés Lombardi, jefe de Gabinete provincial. Y reconoció que el discurso de Macri “no ayudó para nada”.

 

“El problema es nacional. Pero la gente tiene identificado claramente lo que se vota, lo demostró en los hechos”, agregó el hombre de Cornejo, y reforzó: “en una elección nacional donde la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner ganó por afano, en Mendoza la diferencia fue de tres puntos y hubo empate técnico en la categoría a diputados nacionales”.

Mostrar obras en toda la provincia para atrar votos

El plan es seguir recorriendo la provincia para acompañar a los candidatos a intendentes de los 18 departamentos, pero priorizando esta semana a San Rafael, San Martín, Tunuyán y Lavalle, que van a las urnas el próximo 1 de septiembre. En estos cuatro municipios ganaron las primarias los oficialismos peronistas.

 

Para empezar, Cornejo estuvo el martes en San Rafael, donde anunció la construcción de un hospital de día para pacientes oncológicos, luego de entregar dos ambulancias. Hasta allí llegó junto a Rodolfo Suárez. Aquí, el gobernador apuesta a que Abel Freidemberg pueda ponerle fin a la supremacía de Emir Félix. 

El jueves, el mandatario, estará junto al candidato de San Martín, el médico Raúl Rufeil, en el PASIP (Parque Industrial y de Servicios e Industria de Palmira) para inaugurar el pase de energía al Sistema Interconectado Nacional desde el Parque Solar.

La semana que viene visitará Lavalle para apoyar al candidato Jorge López y a Gastón Barcenilla en Tunuyán.

 

Además, el jueves el ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, y el coordinador argentino del paso internacional, Néstor Majul (además candidato a intendente de Maipú) realizarán un recorrido para la prensa por las casi diez obras que se realizan en el Corredor Bioceánico, que implicarán una inversión de 750 millones de pesos.