Política Miércoles, 17 de abril de 2019 | Edición impresa

Cornejo duplicó la inversión en obra pública en el primer trimestre

En un año electoral, los fondos destinados a estos trabajos crecieron 108%. El gasto en general se incrementó 52%.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El Gobierno provincial incrementó el gasto público en los tres primeros meses del año con respecto al mismo período del 2018. Si bien se registra un superávit operativo en el trimestre enero, febrero y marzo de $ 3.900 millones, fue levemente menor al que se registró el año pasado. Y una de las razones es la aceleración de la inversión en obra pública, que ha sido muy fuerte en la primera parte de 2019, un año clave para el oficialismo porque hay elecciones en las que intentará revalidar su gestión al frente de Mendoza.

Ayer, precisamente, el gobernador Alfredo Cornejo anunció en Malargüe obras de cloacas y energía por $ 354 millones

 

Obras y sueldos

Según los datos oficiales, en el primer trimestre la provincia tuvo ingresos totales por $ 25.130 millones, un 40% más que en el mismo período del año pasado (fue de $ 17.938 millones). No obstante, los gastos fueron de $ 21.230 millones, un 52% mayor a los del 2018 (cuando habían sido $ 13.892 millones).  

Paula Allasino, ministra de Hacienda, reconoció que el crecimiento del gasto público en 2019 fue impulsado “en mayor medida” por la obra pública, que se concentra sobre todo en las ampliaciones de los hospitales más importantes de la provincia, más las construcciones de las cárceles Federal y de Cacheuta (Almafuerte II), y el Polo Judicial.

 

En este sentido, los números correspondientes a erogaciones de capital (rubro que integra la obra pública) en este trimestre indican que se destinaron $ 1.918 millones en este concepto, un 108% más que en el acumulado 2018 a marzo, donde la inversión en obras llegó a $ 937 millones

No obstante, también subió en gran medida el gasto en sueldos del Estado provincial, que llegó a 52% más, determinado fundamentalmente por el índice inflacionario, “ya que alrededor del 50% de los acuerdos de los empleados públicos tienen ‘cláusula gatillo’”, destacó la ministra.

 

Además, Allasino detalló que el otro ítem que ha hecho incrementar de alguna manera el gasto en este trimestre fue la implementación del expediente electrónico, ya que los pagos que normalmente se autorizaban a 60 o 90 días hoy salen en 30 días. “Significa una mejora para los proveedores del Estado, pero implica que erogaciones que antes se registraban en el segundo trimestre del año, hoy se ven registradas en el primero”.

Igualmente, remarcó que todos los gastos “están contenidos en la pauta anual”, por lo que se trata de pagos “más ágiles” pero contemplados en la ley de Presupuesto.

 

Respecto a los próximos meses, la funcionaria de Cornejo adelantó que el gasto “se va a incrementar porque una vez que se inauguren esas obras habrá mayor prestación de servicio, si bien no más personal (solo reemplazos de bajas por jubilación). El solo hecho de prender la luz en las ampliaciones generará más erogaciones”, graficó.

Menos superávit

Desde el ministerio de Economía, Sebastián Laza, uno de los asesores de la cartera que conduce Martín Kerchner, opinó sobre los informes presentados por Hacienda y coincidió en que el aumento en los gastos corresponde en gran parte a un aumento del ritmo de obras, que “implica lógicamente la disminución del superávit”.  

 

Laza también comparó postivamente esta gestión con la de Francisco Pérez, al expresar que ahora hay un “aumento de gastos de capital, mientras que antes subían solamente los gastos corrientes”.  

“Solo se gastaba para la remuneración de los empleados públicos y cuestiones improductivas. Con este Gobierno hay un compromiso en la obra pública y gastos de capital”. También destacó que producto de la inflación, los gastos son mayores porque “el valor de las obras se encarece”