Mundo Miércoles, 27 de marzo de 2019 | Edición impresa

Controversia entre México y España cruza 500 años

Ambos países quedaron envueltos en una curiosa polémica por el reclamo del presidente López Obrador para que los españoles pidieran perdón.

Por Agencias

México y España quedaron envueltos en una curiosa controversia por el reclamo del presidente mexicano Andrés López Obrador para que Madrid pida perdón por la conquista del país americano, hace 500 años, pretensión que el gobierno español rechazó de plano.

El mandatario del país azteca había informado que pidió por carta a Felipe VI y al papa Francisco que se disculparan por los abusos cometidos por los españoles y la Iglesia católica durante la conquista del actual México.

 

En su respuesta, el Gobierno de España lamentó profundamente que se hiciera pública la carta, rechazó “con toda firmeza” el contenido y evaluó que aquel hecho “no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”. Historiadores, escritores e intelectuales, de uno y otro lado del Atlántico tomaron postura en una cuestión que amenazó seriamente las relaciones diplomáticas entre ambos países.

“López Obrador se educó cuando los libros de texto de la escuela decían que todos los mexicanos descendemos de los mexicas; que la conquista de una ciudad fue la conquista de todo México”, señaló al diario El País el historiador Alfredo Ávila, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM. “Son ideas difíciles de quitar”.

 

“La forma en que lo expresó el presidente es reflejo de una educación muy tradicional, empujada por el Estado después de la revolución, que tiene un marcado peso indigenista. Es una deformación de la realidad histórica, una manipulación y un uso político de la historia”, apuntó el académico Martín Ríos, experto en historia colonial. A su turno, Carlos Martínez Shaw, de la Universidad de Educación Nacional a Distancia de España, expresó: “Pedir una disculpa a un jefe del Estado por actos realizados hace 500 años y que enfrentaron a unas sociedades que poco tienen que ver con las nuestras es extemporáneo y anacrónico.

Fue una conquista militar, con todos los daños que eso supone, pero en los tres siglos de sometimiento hubo momentos de convivencia y de resistencia”. En tanto, el historiador Alfredo Ávila se preguntó: “¿El Estado español debe pedir perdón a los pueblos originarios mexicanos? No. ¿España puede pedir perdón por la conquista? Sí, aunque no fuera necesario, sería un gesto diplomático, aunque en este contexto no lo veo posible”. El escritor Arturo Pérez Reverte fue durísimo al afirmar: “Que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí. Si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza”.

 

Qué dijo el Papa Mientras, el Vaticano rechazó comentar la carta enviada a Francisco para que pida perdón por los supuestos atropellos que se cometieron en la conquista de América, pero desde la Oficina de Prensa de la Santa Sede precisaron que en el pasado los pontífices hablaron “claro” sobre el tema.

En julio de 2015 en su visita a Bolivia, Francisco pidió disculpas por los crímenes cometidos por la Iglesia contra los nativos del continente americano. Y en octubre de 1992, Juan Pablo II pidió perdón a las poblaciones americanas por la injusticias cometidas contra sus antepasados durante su viaje a Santo Domingo.