Economía Viernes, 12 de abril de 2019 | Edición impresa

Construcción: desde septiembre subieron 46% los materiales

Según los empresarios del sector, el aumento del dólar y la especulación de las marcas líderes impulsan los incrementos.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

En setiembre del año pasado, cuando el dólar tuvo una suba abrupta, en los locales de venta de materiales para la construcción entregaban productos “sin precio”, ya que no sabían cuál iba a ser la cotización en el corto plazo. Desde entonces, los artículos cuyo valor está atado al dólar han seguido su evolución, mostrando subas promedio del 46%.

Los materiales que no dependen directamente del dólar también han subido, impulsados por la inflación y en algunos casos, por la especulación. Como consecuencia, los comerciantes sostienen que la demanda ha caído un 40%.  

Víctor Gullo, de la empresa que lleva el mismo nombre, manifestó que los insumos para la construcción cuyo precio está dolarizado siguen la evolución de la moneda estadounidense. Sin embargo, también impacta en el valor final el incremento de los fletes, por el combustible.

 

 

“Muchos precios están dolarizados y los que no, aumentan como si lo estuvieran. Además, algunos que se podrían importar para bajar los valores, están arancelados”, manifestó.  

Los materiales cuyo valor se expresa en pesos han tenido variaciones desde junio a la actualidad de hasta el 80%. Es el caso del cemento, por ejemplo, cuyo precio sube por los aumentos de tarifas y salarios.

De todos modos, Gullo señaló que la media de aumento de setiembre a la actualidad ha sido de 20%, ya que muchos fabricantes han intentado mantener los precios para sostener una demanda resentida.

Mariana Domizi, de Domizi amoblamientos de cocina, compartió el panorama. Aumenta la nafta, suben los precios; Aumenta la luz, suben los precios: Aumenta el dólar, suben los precios”, ilustró. “Los productos que tienen valor en dólares, se rigen por la cotización de esta moneda, pero los que se venden en pesos tienen variaciones periódicas. En parte se debe a que hay dos o tres marcas líderes y no hay más opciones”, agregó.

 

Domizi estimó que algunos incrementos se explican por la especulación de los proveedores, que buscan cubrirse antes las futuras subas. Con esto se mostró molesta, ya que señaló que en su empresa han reducido los márgenes para poder seguir vendiendo, pese a que han tenido un incremento importante de los costos, por las tarifas y los salarios.

Diego Pérez Colman, gerente general de Hipercerámico, comentó que con los productos importados han sufrido la oscilación del tipo de cambio, pero han sido equilibrados al trasladarlo a los precios, para que no se tornen inaccesibles, pese al aumentos de costos de la empresa. En cuanto al resto de los productos, en los últimos 7 meses han tenido un incremento promedio de 46%. 

Ventas en baja

Víctor Gullo planteó que las ventas han caído un 40% con respecto al año pasado. Esta retracción es en parte consecuencia del acopio de materiales. Es que en setiembre, cuando se disparó el valor del dólar, muchos clientes salieron a adelantar sus compras para protegerse del traslado al precio de otros insumos.  

Gullo no sólo atribuyó el “impactante” descenso en las ventas a la suba periódica de los precios, sino también a la falta de financiamiento, ya que, aunque meses atrás ellos mismos asumían el costo de ofrecer cuotas sin interés, ahora los bancos no se los permiten.

“Las perspectivas no son muy alentadoras para lo que resta del año”, lamentó. Mariana Domizi, por su parte, señaló que “la venta se reactiva levemente cuando la cotización del dólar aumenta, ya que es mayor el poder adquisitivo de quien tiene esa moneda, pero se retrae cuando la divisa norteamericana se mantiene estable”.

 

En tanto, Diego Pérez Colman hizo un análisis de las ventas en el primer trimestre de 2019. El empresario expresó que han tenido una respuesta aceptable a las acciones que han sostenido, como las promociones bancarias, tanto en Hipercerámico, como en Casa Fácil y Casa de las Cerámicas.

Por otra parte, han optado por seguir de un modo personal cada posibilidad comercial, para encontrar una alternativa favorable para el potencial cliente. “En épocas difíciles, hay que abrir los brazos y decir ‘acá estamos’”, apuntó.