Política Lunes, 7 de mayo de 2018 | Edición impresa

Conocé al radical que deberá controlar al Gobierno de Cornejo

Gabriel Miró Balsells, ex diputado oficialista, es el flamante auditor de la Oficina de Investigaciones Administrativas.

Por Cinthia Olivera - colivera@losandes.com.ar

Gabriel Balsells Miró asegura que es su “perfil bajo y técnico” el que le permitió ser quien inaugure la primera oficina que tendrá Mendoza para controlar cómo evoluciona el patrimonio de todos aquellos que están ligados a las cuentas públicas, tarea que hacía hasta ahora Fiscalía de Estado.

Días atrás, el Senado aprobó al ex diputado radical al frente de la Oficina de Investigaciones Administrativas y Ética Pública, cargo que quedó inaugurado con la designación del Poder Ejecutivo y en el que estará hasta 2023. Es decir, controlará el último año y 7 meses de la gestión del gobernador, Alfredo Cornejo, y tres años del sucesor.

El hecho de que en su primera etapa deba controlar al jefe político de su partido generó críticas tanto en la oposición como advertencias en distintas ONG. Incluso, en el debate de la misma ley se intentó asegurar que no accedieran personas de la política al órgano de control.

Hoy, con la ratificación de Balsells en la oficina de Ética Pública, el cuestionamiento parece superado, aunque todavía se escucha el malestar en la Legislatura.

Ante esto, el flamante auditor garantiza independencia de Cornejo. “Él me dijo en algún momento que yo daba con el perfil para ese lugar”, considera su elección.

“Yo soy una persona de bajo perfil, no estoy todo el día desfilando por los medios, sino más bien soy de los que se sientan a estudiar” define Balsells y defiende su trayectoria política. “Cornejo me dijo que trabajara con total libertad y eso me impulsó a aceptar el cargo”, cuenta y sostiene que si hubiera recibido alguna instrucción del Ejecutivo no habría aceptado el lugar.

Su percepción coincide en el radicalismo, en donde lo consideran más técnico que un hombre de riña política. Balsells Miró es abogado desde hace 28 años y su paso por la política lo ha vinculado con distintos referentes.

 

Trayectoria y proyectos

Comenzó con Roberto Iglesias en Capital, en donde fue director de Asuntos legales en 1995. En 2002 fue concejal, banca a la que renunció en 2005 para asumir como subsecretario de Trabajo, en el gobierno de Julio Cobos. Ya en la etapa de Cornejo trabajó en los grupos técnicos durante la campaña y en 2015 remplazó a Pamela Verasay, quien fue electa senadora nacional.

“Estuve 28 meses como diputado cuando trabajamos con mucha intensidad”, cuenta en referencia a la cantidad de proyectos que envió Cornejo.

Entre los que aprobaron, destaca distintas leyes que tienden a la transparencia, como la reforma a la ley de Procedimientos Administrativos, el expediente electrónico, la ley de Concursos y la oralidad en la reforma del Código Procesal Civil.  

En cuanto a su paso por la Legislatura, estuvo en las comisiones de Legislación y Asuntos Constitucionales y Hacienda. También participó como representante de la Cámara de Diputados en el Consejo de la Magistratura.  

En lo que viene, Balsells proyecta abrir el espacio a las organizaciones civiles. “Aquellas ONG que quieran acompañar van a prestigiar mi gestión que va a atravesar años de otra gestión. No sólo controlo al Ejecutivo, sino a otras áreas del Estado. Estuve en contacto con gente de Fiscalía de Estado, que actualmente tiene 4 mil expedientes pero que van a ser más porque se incorporan nuevos sujetos”, señaló Balsells.

Lo primero que va a hacer, ya como auditor, es sacar un manual de funciones que establezca cómo se debe trabajar.

Informalmente se ha reunido con el fiscal de Estado, Fernando Simón, que le tendrá que dar todos los expedientes que hoy están en el área de Investigación Administrativa. 

A partir de allí, la tarea será controlar las Declaraciones Juradas de los cargos políticos (Ejecutivo, Legislativo y municipalidades); a los jueces, sindicalistas y contratistas del Estado. La oficina funcionará en coordinación con la AFIP para corroborar que coincidan los datos.

El objetivo es comprobar que el crecimiento patrimonial de los funcionarios se dé en consonancia con los ingresos que percibe cada uno. 

 

Oficina y presupuesto propio

La oficina que encabeza Balsells se dividirá en dos áreas que marca la ley: una de Investigaciones Administrativas y otra de registros de Declaraciones Juradas, Sanciones e Incompatibilidades.

“Es un trabajo que tenemos que hacer en coordinación con otras áreas del Estado. Es muy importante para intercambiar información y detectar si se avanza con los sumarios”, señaló el auditor. 

El espacio funcionará en una de las oficinas que tiene el Senado en el ex banco Mendoza, en calle Gutiérrez de Ciudad, y contará con un presupuesto inicial de $ 230 mil hasta fin de año, según confirmaron desde la Legislatura.

Aclararon que el número puede variar según las necesidades y que es por una primera vez, ya que luego tendrá autarquía y deberá elaborar su propio Presupuesto. 

Claves

Gabriel Balsells Miró (55) está casado y tiene dos hijos. Es abogado, docente en la Universidad del Aconcagua y en secundarios. Recientemente dejó su banca de diputado provincial.

Fue funcionario de Roberto Iglesias, Julio Cobos y trabajó en la campaña de Cornejo. Se define como “alfonsinista” y evita encuadrarse con algún referente.