Policiales Viernes, 13 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Condenaron al  joven que degolló a un muchacho en pleno Centro

Jorge Maximiliano Funes recibió una pena de 6 años de cumplimiento efectivo por haber apuñalado en el cuello a Jonathan Cuni en 2018.

Por Ariel Cubells - Especial para Los Andes 

Condenado pero con una pena atenuada. De esta manera salió del juicio el joven que el año pasado degolló a otro muchacho en el Centro, durante la madrugada. El imputado recibió una sentencia de 6 años de cumplimiento efectivo, aunque podría haber sido más grave si el juez ratificaba la hipótesis de que el hecho ocurrió en el contexto de un asalto.  

 

Jorge Maximiliano Funes (24) llegó al debate con la acusación de homicidio criminis causa en grado de tentativa, ya que para los investigadores había atacado y apuñalado en el cuello a Jonathan Cuni (25) para robarle el celular. 

El episodio sucedió en San Martín y Alem, de Ciudad, el 24 de octubre del año pasado. Según la reconstrucción inicial del caso, la víctima y el sospechoso habían coincidido en un bar de la zona y minutos después se concretó la agresión. 

 

Cuni salió caminando, Funes lo persiguió y sorpresivamente le asestó una puñalada en el cuello. El herido fue trasladado al hospital Central y permaneció muy grave durante varios días, pero logró salvar su vida. 

El victimario fue detenido horas después del hecho pero por otro robo que también cometió en el Centro. Quedó en prisión y meses después lo vincularían con el degollamiento, gracias a una intervención telefónica que realizaron los pesquisas. 

 

Este martes comenzó a ser juzgado con la imputación inicial, aunque la declaración de la víctima en la primera audiencia aliviaría la situación del acusado. Según fuentes consultadas por Los Andes, Cuni no dejó en claro la situación del robo y dijo que él entregó el teléfono al otro hombre luego de que ya lo había apuñalado. También agregó que en el bar estuvo con un conocido, que tomaron bastante cerveza y que en un momento se acercó Funes a la mesa en la que estaban y llegaron a  cruzar alguna palabra. “Pueden haber tenido una discusión en el lugar y que eso haya desencadenado la agresión”, confió un pesquisa tras la finalización del debate. 

 

Los alegatos 

Del relato de la víctima se tomó la abogada defensora para pedir la absolución de su cliente o, en subsidio, tres años por tentativa de homicidio simple. El fiscal Gustavo Pirrello sostuvo su hipótesis del asalto y el posterior apuñalamiento y solicitó 15 años, la pena máxima para el delito. 

El juez Alejandro Miguel consideró que el robo no quedó acreditado y condenó ayer a 6 años a Funes por tentativa de homicidio simple, en una escala penal posible que va desde los 2 años y 8 meses de prisión hasta los 12 años. 

 

Respecto a la autoría, habían pruebas contundentes, ya que el sospechoso había sido señalado por Cuni en una rueda de personas y las escuchas telefónicas fueron otro elemento clave. 

Más allá de esto, los investigadores nunca encontraron el celular en cuestión ni el arma blanca con la que Funes cometió la agresión.

 

Condenado

Su prontuario. En la pena que le impuso a Funes, el juez tuvo en cuenta sus antecedentes penales. Entre ellos, robos agravados, tenencia de armas de fuego y hurtos simples.  

 

Sin declarar y alterado. Ni durante la investigación ni en el juicio el imputado declaró. En la sala de debates se lo vio nervioso, se golpeaba y le reforzaron la custodia.  

Pide que lo trasladen. El joven solicitó estar en alguna cárcel de otra provincia ya que aseguró que aquí tiene “problemas” con otros presos.