Policiales Miércoles, 14 de agosto de 2019

Condenaron a una preceptora que obligó a dos alumnas a hacer tríos sexuales con su pareja

María Julia Asselborn y el docente Luis Gabriel Sili recibieron 18 años de prisión, una pena que fue considerada ejemplar.

Por Redacción LA

Condenaron a 18 años de prisión a una preceptora y a un docente por abusar sexualmente de dos alumnas de una escuela de Buenos Aires. La pareja había obligado a las adolescentes a participar en trio sexuales con ellos.

Los jueces consideraron un agravante el hecho de que la mujer era encargada de la educación de las menores, no así su pareja.

 

Además, le imputaron el delito grooming por buscar a las menores a través de las redes sociales con el propósito de cometer los delitos sexuales.

Los hechos ocurrieron entre octubre y noviembre de 2015 una la casa en Merlo. "La mujer ofrecía borrarles faltas a las adolescentes a cambio de que accedan a un trío sexual con ella y su pareja", aseguró la fiscal Daniela Barroso a diario Clarín.

María Julia Asselborn llevaba las chicas en auto desde Luján hasta la casa de su pareja, el docente Luis Gabriel Sili, y después las dejaba donde quisieran. El modus operandi fue probado desde los chats que habían sido borrados del celular de ella.

La pareja llegó a juicio por dos casos de abuso y uno de rapto pero sólo fue condenada solo por los delitos sexuales.

 

"La denunciante del rapto relató en una de las audiencias que logró escapar de la puerta de la casa de los abusadores, desde donde la mujer insistía en hacerla entrar. Lo que sucedió en realidad es que la chica llegó en el auto de la preceptora hasta su casa, la mujer no logró intimidarla ni convencerla y tuvo que llevarla de nuevo a su casa. Por eso esa chica técnicamente no fue raptada desde la ley", explicó Barroso.

Según informó Primer Plano Online, el abogado defensor de Asselborn había solicitado al tribunal que su clienta quede libre de culpa y cargo “puesto que hubo consentimiento” en las relaciones con las denunciantes.

 

Sin embargo, en el debate público, la mujer dijo que había cometido los delitos porque era víctima de violencia de género por parte de Sili, y que si las víctimas no accedían él le iba a hacer daño a su hija.

Sili, por otra parte, reconoció que había tenido relaciones sexuales con las jóvenes pero que él no sabía que eran menores.