Policiales Viernes, 16 de agosto de 2019 | Edición impresa

Condenan a médico “trucho” que atendía en Malargüe

Juan Manuel Ares Juárez usaba la matrícula de un médico porteño.

Por Gustavo Yáñez - Especial para Los Andes

La Justicia condenó a un hombre que se hacía pasar por médico y ejercía sin tener título en un servicio de ambulancias en Malargüe. También lo investigan en otras ciudades.

La fiscal Andrea Lorente precisó que Juan Manuel Ares Juárez fue imputado por el delito de “ejercicio ilegal de la medicina en concurso con impresión fraudulenta de sello”. 

 

Sobre el involucrado y sus antecedentes, la fiscal informó que trabajaba en un servicio de ambulancias y no posee el título de médico. Además, tiene otras causas por el mismo delito en Rivadavia y aparentemente en Buenos Aires. “Lo estaban buscando aparentemente desde otras circunscripciones por el mismo delito”, agregó. 

Este diario ubicó a la empresa que denunció a Ares. Se trata de Ambulancias Amme y el responsable de la firma, José Luis Gettor, dio detalles de cómo lograron desenmascararlo. Gettor afirmó que el falso galeno “se viene manejando desde hace varios años de esta forma y ha engañado a muchos”.

 

Y detalló que el aprehendido llegó a Malargüe el lunes 5 y desde la empresa le pidieron la documentación que lo avalaba como profesional pero argumentó que no la tenía porque se la habían robado. No obstante, invitó a su empleador a que se comunicara con una empresa de San Rafael donde había prestado servicios para pedir antecedentes y solicitarles la documentación. Allí lo recomendaron y se comprometieron a buscar los papeles en cuestión. Con este aval, el involucrado comenzó a trabajar.

Ante la consulta sobre cómo se desempeñaba Ares en el ámbito de la medicina, el entrevistado reconoció: “Maneja terminología médica, conoce abreviaturas médicas y hace diagnóstico”, a lo que añadió que este falso médico estaba en un grupo de galenos y aparentemente en otros lugares ha realizado varias guardias. “Es un delincuente que está entrenado”, recalcó. 

 

Gettor indicó que le llamó la atención el número de matrícula ya que, por lógica, debía ser el de un profesional de mucha más edad. Es que el falso médico usurpaba la matrícula de un profesional de Buenos Aires. 

Ayer en la tarde, mediante un juicio abreviado, Juan Ares fue condenado a un año y 3 meses de prisión en suspenso por ejercicio ilegal de la medicina y falsificación de sello. Recuperó la libertad pero quedó a disposición de fiscalía de Rivadavia ya que investigan el mismo delito en una causa de 2018.