Sociedad Jueves, 19 de abril de 2018 | Edición impresa

Con inteligencia artificial quieren acelerar la Justicia

Es un sistema que utilizan en una fiscalía de la ciudad de Buenos Aires para predecir la solución de expedientes jurídicos simples.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

“¿Inteligencia artificial en la Justicia?” Parece una pregunta futurista cuya respuesta podríamos conocer dentro de algunos años. Pero no se trata de un interrogante planteado al azar sino el título de la ponencia que dio ayer Juan Corvalán, fiscal general adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario ante el Tribunal Superior de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), quien llegó a nuestra provincia a resolver varias dudas al respecto. El letrado participó de las Jornadas de Justicia Abierta que se desarrollaron desde el martes, donde presentó Prometea, el primer sistema diseñado para predecir la solución de expedientes jurídicos simples y que podría revolucionar por completo la Justicia local. 

El desarrollo, creado por un equipo multidisciplinario en el que Corvalán es uno de los líderes, se aplica en la Fiscalía en la que trabaja así como en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Permite acelerar la resolución de procesos simples o semi simples para que los funcionarios judiciales puedan abocarse de lleno a los más complejos.

“Yo venía investigando sobre Inteligencia Artificial (IA) y había trabajado con programadores argentinos de 27 años que trabajan afuera y se volvieron expertos en la materia”, relató a Los Andes el joven fiscal. Tiempo atrás decidieron probar lo que llaman “aprendizaje automático” con los datos de su Fiscalía en CABA. “Lo que hicimos fue cargar datos de expedientes simples o semi simples que se repiten con frecuencia para obtener resoluciones”, continuó.

Remarcó que la aplicación de justicia parece muy compleja, pero que entre un 70% y un 80% de los expedientes requieren una solución repetitiva: “Hay lógicas jurídicas similares: por dar un ejemplo, hay 500 personas en la misma situación que deben patente. No tiene sentido que una persona haga los mismos casos y repita cuando puede ser remplazado por la inteligencia artificial”.

Justamente eso es lo que hace Prometea: primero se cargan una serie de datos sistematizados y organizados, y luego se le pide ya sea por voz (al igual que el asistente personal Siri) o por chat (como si fuera WhatsApp) un dictamen para determinado número de expediente. “Ingreso un número y en 15 segundos tengo la respuesta redactada. Es básicamente un reconocedor de patrones que va a una velocidad que nunca va a alcanzar el cerebro humano”, resaltó Corvalán.

Aclaró además que el sistema no se podría aplicar a un 20% o 30% de los casos más complejos de la Justicia, como homicidios, corrupción y otros que no tengan una respuesta uniforme.

Humanizar el derecho

Para medir los resultados del sistema, el fiscal porteño realizó una comparación que le permitió concluir que para trabajar en 1.000 expedientes se necesitan tres personas durante 83 días, cuando Prometea hace lo mismo en 7 días. “La idea no es desemplear a nadie sino todo lo contrario: humanizar”, remarcó. En ese sentido, explicó que muchos de los empleados judiciales ven limitadas sus funciones creativas por tener que resolver gran cantidad de casos que se repiten. “Al remplazar algunas tareas que son muy mecánicas para el ser humano, pueden volcarse a las más complejas”, explicó.

En el caso de su Fiscalía, aseguró que ninguna persona se opuso. “Ahora se hace trabajo de calidad, están abocados a expedientes que requieren más atención humana”, contó el abogado. Corvalán ya ha firmado 91 expedientes utilizando este sistema. 

Con respecto a la aplicación de Prometea en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, detalló que se utiliza en tres procesos: “Lo que a la gente allí les llevaba 3 días, ahora lo hacen en 3 minutos”.

¿Llega a Mendoza?

Con tantas ventajas la pregunta se hace evidente: este sistema ¿podría aplicarse en Mendoza?: “Se puede aplicar donde quieras haya un trámite burocrático para resolver”, respondió.

De hecho, reconoció que ya ha hablado con funcionarios locales al respecto. “Acá en Mendoza la idea es trabajar con los datos de la Justicia para avanzar en una prueba piloto y ver si puede empezar a hacerse cargo de expedientes simples”, adelantó. Lo que es fundamental para Prometea es contar con datos organizados y sistematizados. “No es sólo un agrupamiento, es mucho más. Técnicamente hay que crear lo que se llaman árboles de decisión. Ése es el punto central”, precisó el fiscal.

Para él, lo principal para extender el sistema es contar con voluntad de los organismos. “Con gente que lo quiera hacer, puede tardar entre 3 y 6 meses para empezar a abordar entre el 20% y el 30% de los expedientes”, aseveró.

Perfil 

Nombre y Apellido
Juan Corvalán.

Cargo
Fiscal General Adjunto en lo Contencioso Administrativo y Tributario ante el Tribunal Superior de la Ciudad de Buenos Aires.                                          

Su novedosa idea
Es el creador y desarrollador de Prometea, un software que permite reducir los tiempos de resolución de casos judiciales simples. Puede resolver 1.000 expedientes en 7 días.

Jornadas de Justicia Abierta

Desde el martes y hasta ayer se llevaron a cabo en Mendoza las Jornadas de Justicia Abierta. Tuvieron como sede el primer día la Facultad de Derecho de la UNCuyo y el segundo, el salón de actos del Poder Judicial. 

Del evento participaron destacados expositores locales, nacionales e internacionales. Además de la inteligencia artificial se abordaron temáticas como transparencia y participación Ciudadana, y políticas públicas para una Justicia abierta, entre otros.

Ayer, Los Andes participó del panel Justicia, Medios de Comunicación y Periodismo de Datos. El periodista Leonardo Oliva mostró la experiencia que se lleva a cabo con la sección InfoDatos.