EDICIÓN U Lunes, 7 de octubre de 2019

Con-fianza

“Vive la vida como si nadie estuviese mirando y exprésate como si todos estuviesen escuchando” (Nelson Mandela, líder sudafricano pacifista)

Por Jorge Fernández Rojas, editor de Edición U

El encuentro global +B fue una maravillosa oportunidad para Mendoza”, me advierte Ishwara González, director de Proyectos de la
New Future Society y de la publicación digital Hojas de Inspiración. Él es un ciudadano global nacido en Colombia que habita Mendoza por estos días.

González, el más difundido de los apellidos de origen hispano en nuestro país, quizá sea, en el caso de nuestro interlocutor, una metáfora de la idea de compartir, desde el pensamiento y la acción, la difusión de la idea de vivir mejor y de otra manera.

De esto se trata esta versión de Edición U de octubre. En Mendoza se produjo, entre el 10 y el 13 de septiembre, este encuentro internacional para conocer y difundir la “economía +B”.

Es “el paso siguiente que debe dar el capitalismo hacia una economía más sana”, supo definir, en los días previos al evento, Guillermo Cruz, el secretario de Extensión y Vinculación de la UNCUYO.

La UNCUYO fue un vector importante para la concreción del suceso desarrollado en las naves de la Capital mendocina, la ciudad declarada “+B”. El encuentro reunió a 3500 personas a lo largo de los tres días reflejados en este despliegue de Edición U.

La presencia de algunas empresas con certificación de sistema +B y los procesos de integración social de pequeños productores agrupados en cooperativas de recuperadores urbanos, también de las personas en condiciones de encierro que realizan trabajos productivos, emergieron en esta visita del sistema +B y el encuentro global.

En Mendoza hay un “ecosistema” que se desarrolla desde hace años, se puso en relieve en el encuentro y alertó a motores mentales como el economista alemán Otto Scharmer, el creador de la Teoría U en la que se basa esta economía humanizada, y que “redefine el éxito” en el ámbito empresarial, donde los cambios son globales por la multiplicidad de las demandas sociales.

Ishwara rescata en Hojas de Inspiración la descripción que hizo ante 200 jóvenes el apasionado Guillermo Navarro, responsable de UNCuLAB (el laboratorio de innovación social de la Universidad). “Este es mi casco de bicicleta, que uso diariamente para pedalear varios kilómetros hasta mi trabajo. Este madero está hecho con leña reciclada y fue fabricado por un pequeño productor de las
montañas. Aquí tienen mis gafas de sol, elaboradas con redes de pesca recuperadas en Chile. Esta es la alfombra de mi casa, tejida con bolsas de plástico por recuperadores urbanos de Perú. Y este robot fue hecho por mi amigo ‘Botito’ de material plástico que
nosotros desechamos; estos juguetes sustentables se venden en el museo Malba de Buenos Aires y este emprendedor viaja por el país enseñando a otros cómo darle valor a aquello que consumimos y descartamos”, expuso el activo universitario.

La clave está en equilibrar las demandas con los consumos. Por eso, el título de la tapa de Edición U: “El lado sano” (de la economía). Y por eso separamos de la palabra “confianza” el prefijo “con”, para dimensionar el término que está en crisis en estos tiempos revueltos. La garantía personal depositada en otra persona y de modo recíproco debe ser rescatada y ejercida para que la actividad
económica esté al servicio de las personas.

Es una necesidad que transmite Nelson Mandela en la arenga que abre esta nota y en lo que trascendió en el encuentro global. Aquí lo contamos.