+ Deportes Jueves, 2 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Con el 5 en la espalda

Leonardo Murialdo mañana, a las 21.45, se convertirá en el quinto equipo mendocino en jugar la final de la Liga A-1.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

Mañana, a las 21.45, cuando Leonardo Murialdo pise la flamante pista del Estadio La Colonia -en Junín- llevará sobre su espalda el número 5 porque el elenco que dirige Néstor Perea será el quinto equipo mendocino en disputar la tan deseada final de la Liga Nacional A-1 de hockey sobre patines.

El conjunto de Villa Nueva, que en 2012 (de la mano del técnico Gustavo Cantero) había llegado a las semifinales como su mejor campaña, en la presente temporada no dejó dudas sobre sus aspiraciones. El Canario completó el round robin de la fase de grupos, de los cuartos de final y también de semifinales en el primer lugar de la tabla general.

De aquella escuadra, que por los play off de 2012 quedó al borde del batacazo ante Estudiantil, en la actualidad son Germán Nacevich, Joaquín Vargas e Ignacio Labiano quienes aportan una fuerte dosis de madurez y también de experiencia a los dirigidos por el “Negro” Perea. 

Tanto ayer como hoy, el eje del equipo esta centrado en hombres que nacieron en la cantera del Atlético Palmira.  Ya no es el medio delantero Adrián Ramírez sino Pablo Sáez quien genera la pausa justa en el momento en que es requerida o la salida rápida cuando la propuesta del contragolpe
muestra el costado más ofensivo de Murialdo.


Con el motor asentado

El estilo de juego del club de Villa Nueva está más vigente que nunca: velocidad, coordinación y también determinación ofensiva. Un plan que con el paso del tiempo fue ganado nuevas aristas al que Perea ha explotado con jugadores de jerarquía.

Su trabajo con las inferiores de Murialdo, planteles a lo que condujo para obtener el Campeonato argentino, constituyen en el presente una base muy sólida. 

El técnico de Murialdo, Néstor Perea, sabe  bien que sus jugadores han fogueado nervios en la Selección argentina Sub-20 o en temporadas europeas.

Los Prejuveniles (Mauro Miranda, Adolfo Soler, Francisco Nardi y Joaquín Vargas) se sumaron a la categoría Junior (Adrián Miranda y Germán Nacevich) y se quedaron con las dos coronas del Mendocino 2012 y desde el pasado torneo que cerró el calendario 2016, en primera, han extendido su hegemonía a fuerza de goles.

Un punto alto es su personalidad dentro del rectángulo de juego, “No nos conformamos con llegar a la final de la Liga, ahora la queremos ganar. Es algo histórico para el club y están todos muy revolucionados”, explicó el capitán Vargas.

En reiteradas ocasiones han subrayado su hambre de gloria y este año alzaron la corona del Apertura y Clausura, además de ser terceros en el último Argentino senior.

Con reservas y entrega

La realidad encuentra a Leonardo Murialdo como un gran candidato para quedarse con la Liga A-1. Un título que siempre le resultó esquivo a los mendocinos y sólo lograron Andes Talleres (2012) y Petroleros (2013).

Mañana con el inicio de los play off, de la serie final, en el Polideportivo La colonia de Junín, comenzará a escribirse una nueva historia. Murialdo pisará la pista luego de cosechar 13 victorias, 2 empates y una derrota. Sobre su rival, Unión Vecinal de Trinidad (UVT), Néstor Perea señaló a Más Deportes: “Es un equipo muy ordenado, que juega bien al hockey; tiene movimientos establecidos de rotación de ataque y hay que trabajar para neutralizarlos”. 

Seguramente el técnico, en la práctica de anoche sobre el parquet -que aún no cumple un par de semanas-, ha contemplado un abanico de jugadas fijas. Sabe bien que sus jugadores han fogueado nervios en la Selección argentina Sub-20 y en temporadas europeas. En tanto Pablo Sáez, eje del quinteto, le ha aportado 16 goles. 

El juego está abierto.