Policiales Miércoles, 10 de abril de 2019 | Edición impresa

Con decenas de cortes y golpes asesinaron a un fumigador en Guaymallén

El cadáver de Luis “Toti” Sevilla (31) fue encontrado en una finca con cerca de 30 heridas de arma blanca. No hay detenidos.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Con una treintena de heridas y cortes de arma blanca y golpes en la cabeza -signos claros de un asesinato- un trabajador rural encontró el cuerpo de Luis Fernando “Toti” Sevilla (31), un fumigador muy conocido en la zona del barrio Jardín El Sauce, de Guaymallén.

“Lo mataron con saña: tenía como 30 heridas y un corte en el cuello. Tenía en su poder un documento de identidad que no era suyo”, explicó un investigador que trabaja en la resolución del homicidio.

Cerca de las 9 de ayer, un trabajador rural que iba a regar, cruzó una finca de la UNCuyo ubicada en carril Mathus Hoyos al 7600 y encontró el cuerpo de Sevilla.

 

“La persona que lo encontró creyó que era un bulto de basura y cuando se acercó vio que era el cuerpo de ‘el Toti’, lo habían atacado con un cuchillo desde atrás”, explicó una vecina del barrio Jardín El Sauce que había hablado con el hombre que hizo el hallazgo.

A las 10, cuando llegaron los primero policías a la escena del crimen, encontraron el cadáver de Sevilla muy cerca de una huella que atraviesa la finca y que los vecinos utilizan para “cortar camino”, desde el barrio Jardín El Sauce a otras barriadas cercanas.  

Marcos García / Los Andes

Un ataque violento

El cuerpo estaba en posición decúbito dorsal y la ropa, manchada con sangre. Las primeras pericias de Policía Científica determinaron luego que el fumigador presentaba heridas en la cabeza y manchas hemáticas producto de cortes y heridas corto-punzantes en los brazos, el tórax y el cuello. 

Cerca de las 11 llegó al lugar la madre de Sevilla y confirmó la identidad del fumigador. También se hizo presente la ex pareja de “Toti”. Visiblemente conmocionadas, ambas fueron a trasladadas a la Oficina Fiscal 9 de Guaymallén para que declararan.

Según algunos vecinos, “Toti” estuvo en la noche del lunes por el barrio Jardín El Sauce. Su madre declaró que cerca de las 6 de ayer llegó a su casa, ubicada en el Callejón Moreno al 350. Una hora más tarde volvió a salir sin explicar dónde iba. Por lo tanto, habría sido asesinado después de las 6 de ayer. 

 

Problemas de adicción

Algunos vecinos que llegaron hasta la finca de la UNCuyo, desde cuya tranquera se podía ver el cadáver, al ser entrevistados por Los Andes coincidieron en definir a Sevilla como un vecino con el que nadie tenía ningún tipo de problemas. Aunque también señalaron que “tenía habituales problemas con el consumo de alcohol y drogas” pero no molestaba a nadie.

 

Algunos también señalaron que “por sus adicciones siempre tenía problemas de dinero”.

Ayer, personal de Homicidios trabajaba en distintas zonas de El Sauce y de El Bermejo, tratando de resolver el caso. El asesinato de Sevilla es investigado por el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello y hasta ayer por la tarde no había detenidos.