Arquitectura Domingo, 20 de octubre de 2019

¿Cómo se definen las tendencias en color?

“Toque humano” es el sentimiento que pone en escena este año a “Jeans Grises”, el color del 2020.

Expertos de diversas disciplinas vinculadas al diseño abordan desde hace 15 años en el Centro de Estética Global AkzoNobel, el estudio que define el tono para el año entrante, así como lo que se viene en materia de color para 80 mercados de todo el mundo

Se trata de un exhaustivo estudio abordado desde diversas disciplinas como sociología y antropología, además de especialistas en el uso del color, que busca identificar los tonos que se vienen, las paletas que mejor capturan el sentir del momento.

Se examinan tendencias culturales, de diseño y de estilo de vida de vanguardia, y luego se utilizan los hallazgos para formar una imagen clara de los factores que tendrán el mayor impacto en un futuro próximo. Esto ayuda a identificar las tendencias de consumo y el estado de ánimo general del momento. Se persigue entender qué factores sociales, económicos y de diseño influirán en cómo vivirán las personas en los próximos años. ¿Qué las mantiene ocupadas?, ¿cómo van a trabajar, a relajarse, a socializar?. Y cómo se traduce ello en el entorno construido.

Tema central 2020: Lo que nos hace humanos, el toque humano

¿Qué significa ser humano?. La gente realmente quiere examinar sus valores y dar un nuevo significado a la existencia cotidiana. En un mundo cada vez más digitalizado y superficial, el estudio de tendencias globales sugiere que las personas viven un deseo de conexiones y relaciones positivas en el mundo real. ¿Cómo se traduce eso en las casas?.

Buscamos un espacio donde podamos contemplar nuestro futuro, considerar nuestro propósito en este admirable mundo nuevo. Donde podamos conectarnos mejor con nuestros amigos y familias, nuestro entorno, con la naturaleza. Donde podamos expresarnos, ser nosotros mismos. Esperamos dar a nuestras casas un “Toque humano”.

Jeans grises, el color del año

Con un aire de calma y claridad, “Jeans grises” está inspirado en los tonos delicados del amanecer que transitan entre el verde, el gris y el azul. Combinado con otros colores, su efecto cambia de acuerdo al entorno que lo rodea. Es versátil y otorga el toque humano y personal que se quiere transmitir.

Las 4 paletas para el 2020

Tendencia #1: la casa para cuidar

Querer cuidar. La vida moderna y nuestra gran dependencia de la tecnología nos hace sentir desconectados de las cosas que realmente importan: nuestras relaciones, nuestro bienestar, nuestras comunidades, el entorno construido y el mundo natural. Esta paleta nos permite crear espacios donde podamos tener tiempo para las relaciones que realmente importan.

Se distingue por los pasteles suaves y fluidos. Evoca a una mañana fresca y lleva la naturaleza al interior de la casa. Ideal para aquel que necesita un espacio para el bienestar y hacer conexiones positivas.

Maderas claras y gamuza se usan junto con terciopelos y chales de lana para darle calidez a este estilo contemporáneo, mientras que la plata, el oro, cobre y nácar introducen elementos lujosos. Las plantas y los estampados botánicos traen el exterior al interior y aumentan la sensación de bienestar.

Tendencia #2: la casa para jugar

Querer jugar. A medida que vivimos cada vez más desde la perspectiva de las redes sociales, existe un creciente deseo de crear espacios para momentos felices y experiencias inesperadas, encontrando placer en el mundo real.

Nuestros analistas de tendencias han notado un aumento en las experiencias interactivas e inmersivas. La casa puede ser un lugar que nos permita disfrutar del tiempo real y nos haga sentir verdaderamente vivos.

Una casa para jugar, es una casa creativa y llena de alegría, con matices de una mañana cálida de verano energizante. Propone una paleta lúdica y rebelde de tonos fuertes y vibrantes.

Combina opciones suaves como el color del año, Jeans Grises, con pequeños bloques de tonos llamativos como el coral y el amarillo sulfuroso, que le dan a la paleta una cierta excentricidad. La casa para jugar es liviana y brillante, con estampados geométricos y una mezcla de materiales que incluye enchapados de madera y accesorios destacados con texturas. Es un espacio que estimula los sentidos y alegra a sus residentes.

Tendencia #3: la casa para sentir

Las personas están buscando un significado. En este mundo agitado que puede parecer superficial, se percibe una ausencia de profundidad. El rápido avance de la tecnología hace cuestionar nuestro propósito, y con vidas vividas en un contexto de constante clamor puede ser difícil tener calma, experimentar la magia.

La paleta sentir ayuda a crear espacios en los que las personas pueden concentrarse en lo que es importante para ellos. Es minimalista en una escala humana de tonos limpios y simples. Las maderas naturales de acabado suave y las líneas ayudan a definir ambientes dedicados a placeres sencillos de la vida. Se enfoca en materiales elementales y objetos esenciales. Espacios en los que las personas puedan hacer una pausa y disfrutar del momento.

Una sutil paleta de grises límpidos que evocan el horizonte claro de un frío día de invierno, con el color del año Jeans GrisesTM , en su centro.

Tendencia #4: la casa para crear

Las personas quieren ser creativas. A medida que la globalización y la mecanización crecen, se pierden las habilidades de los antepasados. La capacidad de creatividad disminuye a medida que las realidades virtuales cada vez más sofisticadas debilitan nuestros vínculos con el mundo real.

Esta casa ofrece a sus habitantes una manera de reencontrarse con el pasado, en un entorno actual. Se distingue por tonos ricos e intensos, combinados con piezas contemporáneas y accesorios con texturas.

Esta paleta celebra la individualidad y el disfrutar de los placeres de la vida. Es rica y saturada, inspirada en los tonos de un caluroso día de otoño y llena de colores intensos, incluidos los verdes silvestres y el ocre de la tierra, así como algunos más claros e intermedios, como el color Jeans GrisesTM . Esta casa utiliza los materiales tradicionales - madera, cuero y cerámica - pero en un entorno moderno, junto con estampados florales que parecen pinturas, algodón estampado y chales hechos a mano.

Fuente: Alba y Akzo Nobel