Mundo Sociedad Sábado, 21 de septiembre de 2019

Como no tenían plata para leche, alimentaron a su beba con tres botellas de café al día

Sucedió en Indonesia. La pequeña no sufrió daños graves en su salud pero desarrolló una adicción a la bebida y tiene problemas de insomnio.

Por Redacción LA

La falta de recursos económicos llevó a una pareja a tomar una drástica decisión que perjudicó a su pequeña hija. Es que los jóvenes oriundos de Indonesia no tenían el dinero suficiente para comprar leche, por lo que optaron por darle a la niña café. Así durante ocho meses, la beba de un año y dos meses estuvo tomando tres botellas de la bebida al día.

Algún tiempo después, la noticia llegó al gobierno, que decidió enviar dotaciones de alimentos que garantirse la correcta nutrición de la pequeña. Pero todo el tiempo que pasó con el hábito de beber café le generó una adicción, por lo que llora si no toma un poco antes de dormir.

 

Según dio a conocer el medio local Kompas, la criatura se llama Hadijah Haura, tiene 14 meses y desde los seis meses ingirió alrededor de 1,5 litros de café molido con azúcar y agua al día, durante ocho meses.

La familia oriunda de un pueblo llamado Tonro Lima, al sur de Indonesia está compuesta por Anita y Saifuddin, los pares de la bebé. Los jóvenes son trabajadores agrícolas que trabajan en una plantación de coco. Allí ganan la cifra de 20.000 rupias, el equivalente a 1,42 dólares, lo que sólo alcanza para cubrir algunos escasos gastos.

Anita y Saifuddin Haura no tenían el dinero necesario para comprar leche. | Gentileza The Sun
 

La pareja relató que cuando la niña cumplió su sexto mes de vida se dieron cuenta de que ya no tenía recursos para darle de comer, por lo que optaron por darle café.

 

Siempre de acuerdo a la información del mencionado medio, la pequeña no sufrió hasta el momento algún trastorno de salud significativo y su crecimiento es normal. Pero los padres admitieron que tiene problemas para concebir el sueño y que, cada tanto, pasa noches despierta jugando en soledad. Incluso, su madre aseguró que su hija desarrolló cierto grado de adicción a la bebida y que llora desconsoladamente no tomar un poco antes de ir a dormir.