Guarda14 Martes, 11 de junio de 2019

Bodegas que luchan contra el cambio climático

Cómo abastecer de luz a un establecimiento vitivinícola con el CO2 de las uvas.

Por Redacción LA

En Bodegas Torres, en Villafranca del Penedès, provincia de Barcelona (España) la inversión ha sido millonaria. La subida de temperaturas del suelo les ha obligado a comprar tierras a mayor altitud en los Pirineos y en Chilepara para seguir siendo competitivos en la calidad de sus vinos.

"Sí, cuesta dinero. La inversión en renovables es una inversión. Nosotros llevamos invertidos, contando la compra de las tierras y todo, más de 15 millones de euros. Pero claro, las tierras ahí están, es un activo de la empresa", confiesa Miguel Ángel Torres, presidente de Bodegas Torres, en el informe realizado por el sitio español lasexta.com en una de sus columnas.

En esta bodega el cambio climático cuesta dinero, pero lo ven como una oportunidad de negocio: cuentan con paneles solares y máquinas que recogen dióxido de carbono y lo convierten en combustible para los vehículos que recorren sus viñedos. Al fin y al cabo, es una inversión en tecnología para reducir su huella de carbono.

"Todo lo que sobra de la viña se lleva a una caldera de biomasa y eso nos da luz eléctrica o agua caliente, por lo tanto, el cambio es posible. Hay que implementarlo solamente", precisa Miguel Ángel.

Y sí, tiene razón: es posible pero cuesta dinero; a las empresas… y a todos.

El informe se puede ver en https://www.lasexta.com/