Economía Viernes, 18 de octubre de 2019

Coloquio IDEA: ¿Por qué Argentina tiene crisis económicas cíclicas?

Economistas debatieron sobre la herencia que recibirá el próximo Gobierno y cómo se sale del esquema de 50 años de estabilizaciones y caídas

Por Bárbara Del Pópolo - Enviada Especial a Buenos Aires

El 55º encuentro empresario que se realiza cada año en Mar del Plata, el Coloquio Idea, incluyó un panel denominado “A los hechos: la competitividad y los dilemas de la próxima economía”; disertación en la que se explicó por qué hace 100 años que a la Argentina le va mal. En el panel participaron Marina dal Poggetto, directora ejecutiva de ECO Go, Rodolfo Santangelo, Presidente de MacroView S.A, y Ricardo Arriazu, economista y socio fundador de Arriazu Macroanalistas.

Cuando la solución fue cerrar la eonomía

Todos coincidieron en que el próximo gobierno se encontrará con un esquema complejo, con desconfianza en la moneda y un gasto público alto, pero que no viene del kirchnerismo únicamente, sino de años de una Argentina que funcionó cíclicamente mal. “No es un gobierno, son cien años de malas decisiones. Cuando dejamos de ser competitivos la solución que tuvimos fue cerrar la economía”, señaló Arriazu. 

“Cada vez que aumentamos el gasto público aumentamos los impuestos y como no podemos competir cerramos la economía. La gente no se da cuenta que el proteccionismo pone a un sector contra otro sector de argentina, la cuenta corriente es la contrapartida de los movimientos de capital, mientras no resolvamos problemas verdaderos de competitividad no lo vamos a resolver nada”, comentó el economista. 

Para el futuro, consideró que el Gobierno entra con una capacidad ociosa, mano de obra y capital, y con un superávit comercial importante. “Eso es lo que te hace permite en determinadas circunstancias de confianza que con aumento de la demanda interna puedas temporalmente subir el PBI. Por otro lado, tendrá la total imposibilidad de hacer frente sin renovaciones a los vencimientos de la obra pública y no hay demandas de pesos”, dijo Arriazu. 

Construir confianza

Para salir del escenario económico, Arriazu consideró que se va a necesitar confianza, a fin de que un porcentaje de los bonistas renueve y no se genere un desequilibrio. Por su parte, Marina Dal Poggetto, directora Ejecutiva de Eco Go, evaluó el pasado para entender el presente:“La primera gran crisis del Rodrigazo vino después de un período en el que se aceleró la distribución del ingreso desde el lado del Estado y después se abrió la economía, se vivió de crédito, y terminamos en una nueva crisis. Igualmente, el intento de salir con deuda durante la convertibilidad, terminó en crisis también cuando se cortó el crédito”, señaló.

Y años después, cuando “de golpe se alinearon los planetas”, Argentina bajó la inflación y los commodities tuvieron precios récords durante el gobierno de Néstor Kirchner, en lugar de planificar a largo plazo se perdió el equilibrio fiscal. 

La paritaria intentaba ganarle a la inflación, al principio era óptimo porque eso permitió salir porque las empresas licuaban costos fijos. Terminaste con gasto público no financiable, costos laborales no sostenibles y sin moneda porque la tasa de interés era negativa”, agregó. 

En la actualidad: “Intentamos seguir jugando hacia adelante con crédito, aumentando desequilibrios. Para dar vuelta el resultado electoral llegamos a tener 5 puntos de déficit de cuenta corriente, y volvimos a derrapar”, comentó.

“Hacia adelante, habrá que volver a usar la palabra “estabilización” antes que competitividad. El gradualismo era la lógica en 2016 por el desbarajuste que había heredado un gobierno sin mayoría en el Congreso, la inconsistencia no. Me temo que hoy la agenda que tenés por delante tiene menos grado de libertad que los que tuvo Cristina o los que tuvo Macri”, señaló Dal Poggetto.

"El sistema nos estafó"

Finalmente Rodolfo Santangelo, de MacroView S.A, contó que en los últimos Argentina perdió un 25% de PBI por la inestabilidad macroeconómica. “Argentina tiene un sistema previsionalmente quebrado, es políticamente correcto decir que hemos estafado a los jubilados, pero los jubilados nos han estafado a nosotros (el sistema, no ellos).

El sistema hace agua por todos lados, está oculto el problema. Al déficit previsional lo ha licuado la inflación, de lo contrario se haría insoportable, tenemos un problema urgente que es cambiar la indexación del sistema previsional”, dijo.
“El plan de estabilización le queda grande a lo que va a venir. Aun así me da la sensación de que algunos márgenes de acción para que inicialmente salga relativamente está abierto.