Guarda14 Miércoles, 19 de febrero de 2020

Clásicos cocteles peruanos para disfrutar en la Pisco Week en Mendoza

Tragos con pisco, clásicos del recetario de Perú y su historia para hacerle honor a esta bebida durante el festival que lleva su nombre.

Por Redacción LA

La primera edición de la Pisco Week en Argentina ya se celebra en ciudades como Buenos Aires y también Mendoza. Del 15 al 23 de febrero, 17 restaurantes y 6 bares ofrecerán tragos realizados con pisco a un precio promocional.

Organizado por Perú, este acontecimiento lleva varias exitosas ediciones realizadas en ciudades como Milán, París, Londres y Madrid.

 

Los cocteles que no se pueden dejar de probar, hechos a base de la bebida bandera peruana, y que se pueden degustar en el restaurante local Sabores del Perú, durante esos días:

Coctel bandera de Perú, el Pisco Sour.

Pisco Sour

Sencillo, equilibrado y perfecto, el Pisco Sour es el cóctel bandera del Perú. Se preparó por primera vez en el desaparecido bar Morris de Lima en los agitados años 30 y en poco tiempo se ganó el corazón de todos.

Roberto Meléndez, uno de los mixólogos más importantes del Perú, heredó la receta de su padre y hace 30 años lo prepara respetando la fórmula tradicional: 4 partes de pisco, 1 de jarabe de goma, 1 de jugo de limón recién exprimido y una clara de huevo. Estos insumos deben batirse fuertemente en una coctelera con hielo de 12 a 15 segundos y luego se vierte en una copa o vaso en tres tiempos para evitar que quede mucha espuma. Para terminar, tres gotas de bitter angostura para contrarrestar el aroma del huevo.

Pisco Punch, el más antiguo del país.

Pisco Punch

Si bien el Pisco Sour es el cóctel más representativo del Perú, no es el más antiguo. Ese galardón se lo lleva el Pisco Punch que, además, tiene una particularidad: no se creó en el Perú sino en Estados Unidos. Con la fiebre del oro de mediados de 1800, miles de personas migraron a California en busca de fortuna y, entre otras cosas, con ellas llegó a San Francisco el pisco que fue utilizado por los primeros bartenders de la ciudad. Así, cuenta la leyenda que nació el Pisco Punch en un bar llamado Bank Exchange donde, dicen algunos, el escritor Mark Twain tomó un Pisco Punch con el joven que inspiró el personaje de Tom Sawyer. ¿Mito o realidad?

 

Jorge Mendives, en su paso por el restaurante limeño Central, creó su propia versión de este mítico cóctel. Sólo es necesario mezclar 60 ml de pisco, la misma cantidad de jugo de ananá; 2 dash de bitter angostura; 15 ml de jarabe de goma y 15 ml de jugo de lima en una coctelera. Batir y servir luego en un vaso con hielo, unas rodajas de pomelo y menta fresca.

Pisco El Chilcano, muy refrescante.

El Chilcano

Manuel Cigarrostegui, bartender corporativo del Grupo Aramburú y Brand Ambassador de Pisco Tabernero, señala: “La coctelería peruana hoy por hoy va encontrando una identidad más marcada; la más tradicional se basa en versiones de cócteles clásicos como el Pisco Sour, el Chilcano o el Pisco Punch, ya que la versatilidad que tienen las varietales nos otorgan un mundo de sabores diferentes para poder experimentar”.

El origen del Chilcano es confuso. Hay varias teorías, pero una de las más convincentes lo asocia a la llegada de los primeros italianos al Perú que tenían por costumbre tomar un trago llamado Buon Giorno, que se hacía con grappa y ginger ale. Cuando se instalaron en tierra peruana, suplantaron la grappa por el pisco.

 

Para su versión del Chilcano, Cigarrostegui combina 60 ml de pisco moscatel (el más aromático); con una cucharadita de limón Tahití; 2 gotas de bitter y ginger ale. Se mezclan los ingredientes en un vaso alto con hielo y se decora con una flor de hibiscus y un twist de lima.

¿Cuál elegirías?