Política Jueves, 7 de febrero de 2019 | Edición impresa

Citan a indagatoria a Cristina Kirchner y a casi un centenar de empresarios

Será la tercera vez que la ex presidenta se presente ante el juez Bonadío. Declararán también Calcaterra, De Vido, Cartellone y Roggio.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner deberá presentarse a declaración indagatoria el 25 de este mes por tercera vez en el juzgado de Claudio Bonadío en el marco de la denominada causa de los cuadernos de la corrupción en la que se investiga el presunto pago de sobornos para el direccionamiento de la obra pública. 

Bonadío citó a la actual senadora, a ex funcionarios y a casi cien empresarios de la construcción que deberán prestar declaración a lo largo de al menos tres meses, precisaron fuentes judiciales a este diario y señalaron que entre los convocados hay cordobeses y mendocinos. 

 

Entre los ex funcionarios fueron llamados Julio De Vido, José López y Roberto Baratta, quienes actualmente están detenidos en distintos complejos del Servicio Penitenciario Federal por diversas causas. Y entre los hombres de negocios que deberán declarar –con riesgo de quedar detenidos- están los ex presidentes de la Cámara Argentina de la Construcción durante el kirchnerismo, Carlos Wagner y Juan Chediack. 

Deberá volver a presentarse en los tribunales de Comodor Py el empresario Ángelo Calcaterra, primo hermano y ex socio del jefe de Estado, Mauricio Macri. También Cristóbal López y uno de sus hijos. En la lista también aparecen los cordobeses Javier Sánchez Caballero y Aldo Roggio. Y se suman el puntano Mario Rovella y le chaqueño Fabián Biancalani, precisaron fuentes judiciales.   Entre los que volverán a declarar ante Bonadío, algunos son “arrepentidos” porque brindaron información sobre el presunto pago de sobornos en la obra pública y los fondos ilegales para financiar campañas electorales o en materia de transporte. Sólo treinta convocados pisarán Comodoro Py por primera vez en el marco de esta investigación. 

 

Algunos nombres estaban en los cuadernos redactados por Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta. Y otros nombres fueron aportados en los últimos meses por Ernesto Clarens, el hombre detrás de las finanzas de los Kirchner y por Wagner, dueño de la firma Esuco. 

Esuco fue una de las 71 empresas a las que Bonadío les hizo requerimientos de información durante enero. Además, recibieron pedidos similares Cartellone, Vialco, Vial Agro, Aguiar, Biancalani, Losi, Fontana Micastro y Homaq. 

También tuvieron que aportar datos Marcalba, Coarco, Chediack, Equimac, Helport, Roggio, Electroingeniería, Panedile, Isolux, Sacde (ex Iecsa), Supercemento, JCR, Contreras Hermanos, Luciano, Dycasa, Decavial, Equimac, Burgwardt, CCI, Paolini y Fontana Nicastro. 

 

Antes de confirmar el llamado a indagatoria de la senadora y 100 personas más, Bonadío ordenó unos 82 operativos en 71 empresas de 14 provincias en los que se obtuvo información sensible para la causa, explicaron las fuentes judiciales consultadas. 

Se trata de un nuevo avance en la denominada causa de los cuadernos de la corrupción, por el presunto pago de sobornos entre 2008 y 2015 durante el Gobierno de Cristina Fernández, a quien la justicia apunta como la jefa de una asociación ilícita. 

La actual senadora por Unidad Ciudadana, sus ex colaboradores y los hombres de negocios deberán presentarse para declarar ante el juez a partir del 20 de febrero. Bonadío y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo tomarán de a cinco indagatorias por día. 

 

Los investigadores habrían descubierto nuevas ramificaciones en el supuesto pago de sobornos a ex funcionarios, por lo que la ex mandataria deberá presentarse por tercera vez a indagatoria ante el magistrado. 

Esa indagatoria será sólo un día antes del inicio del juicio oral, el 26, en la causa que la investiga por presunta corrupción en la obra pública, también conocida como “causa Vialidad”.