Muy Tecno Por las redes Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Cinco útiles funciones que oculta la calculadora de Windows

No hace falta recurrir a complicadas fórmulas para sacar esa cuenta que no nos deja avanzar en las tareas cotidianas. Descubrí cómo hacerlo.

Por Redacción LA

Hay funciones útiles que, por simple distracción, podemos desconocer. La calculadora de Windows esconde más secretos de lo que creías, por lo que mejor prestar atención a los cinco consejos que te dejamos a continuación.

1. Científica

Si el bolsillo o el apuro ajusta, no es necesario buscar una calculadora científica para las tareas que requieren ciertas especificidades. 

 

A no preocuparse. Si tenés la calculadora de Windows, podés hacer click en la parte izquierda superior y cambiar el modo estándar a científica. Las funciones más importantes están al alcance.

2. En modo calendario

Es posible, además, calcular la cantidad de días entre dos fechas determinadas. No hace falta recurrir a calendarios y restar/sumar. Otra opción es sumar a una fecha determinada una cierta cifra de años, meses y días para hacer cálculos a futuro.

 

3. Traductora

La milla es una unidad de longitud utilizada principalmente en Estados Unidos y Reino Unido, entre otros países. Si sos fan de las series y las películas, es posible que la hayas escuchado varias veces. Pasar una distancia a kilómetros (nuestro sistema) puede resultar engorroso, pero la calculadora tiene la función indicada.

Vas al menú izquierdo, lo desplegás y elegís "Velocidad" en la sección de Convertidor. Ponés las dos cifras a "traducir" y listo.

La calculadora de Windows esconde funciones sencillas y útiles que quizás desconocías.

4. Peso y masa

Es otra opción para transformar una medida a la otra. Libras, kilogramos, toneladas métricas y onzas son algunas de los tipos destacados. A modo de curiosidad, la calculadora también revela a cuántas pelotas de fútbol equivale un determinado valor.

 

5. ¿Eso es calor o frío?

Como sucede con la milla, en otras regiones del mundo utilizan el grado Fahrenheit (°F) para la temperatura y no el grado Celsius (°C). 

La fórmula es un poco difícil de aplicar, por lo que mejor agilizar tiempo con la calculadora de Windows. 90°F equivalen a 32,2°C, por ejemplo.