Brand Content Jueves, 11 de julio de 2019

Cinco consejos para ahorrar calefacción con tus cortinas

Sentir frío al colocar la mano sobre la ventana indica que estás perdiendo calefacción. Estos tips para ahorrar energía son para vos.

Por Espacio patrocinado

Al inicio de la época invernal comenzamos a darnos cuenta de las ineficiencias térmicas de nuestros hogares, y vemos como gran parte del calor se pierde a través de puertas y ventanas. Esto ocurre, por un lado, porque los sistemas antiguos de aberturas dejan pasar el aire frío; sumado  a que el vidrio actúa como un transmisor térmico permitiendo pasar la temperatura exterior, lo que se puede comprobar colocando la mano sobre la ventana.

Las cortinas, además de decorar tus ambientes, son fundamentales para colaborar con la conservación de la temperatura. Consultamos con la empresa Dino Conte, especialistas en el rubro, sobre los consejos más eficientes para ahorrar energía con tus cortinas.

Mantener las cortinas abiertas durante el día 

Abrir las cortinas en el momento en el que el sol incide directamente sobre el ambiente, y luego cerrarlas en los momentos más fríos, durante la noche y al amanecer, aprovechando al máximo la transmisión térmica que produce el vidrio en el momento que hay sol, para luego protegerlo con una cortina cuando hace frío.

Utilizar cortinas gruesas o de telas blackout 

Las telas blackout  funcionan como una barrera, protegiendo del paso del frío a través del vidrio y de los marcos de la abertura. En Dino Conte recomiendan como aislante el blackout de vinilo (PVC) por sobre el textil, pero ambos cumplen su cometido.
Para quienes gustan de las cortinas tradicionales de tela, por debajo de las mismas puede colocarse una cortina roller blackout para proteger del frío sin que  se encuentre a la vista.

Aislar primero desde el exterior 

Los aislantes térmicos funcionan siempre mejor cuando la protección se produce desde el exterior. Esto es porque en el caso anterior, la cortina cubre un vidrio que tiene temperatura baja  pero el toldo impide directamente que el vidrio se enfríe, si a esto se le suma una cortina del lado interior, la cobertura es doble. La empresa recomienda los toldos verticales como ideales para proteger las aberturas del frío.

La cortina debe ser más grande que la ventana 

Al comprar una cortina debemos asegurarnos que mínimamente tenga 10 cm más que la abertura en el alto y en el ancho. Esto impide el paso del aire a través del marco de la ventana cuando éstas no poseen cierre hermético.

Cortinas motorizadas con timer 

La tecnología siempre está para ayudarnos. Los sistemas inteligentes ayudan a programar las cortinas para que se cierren o se abran a determinada hora del día respondiendo a un temporizador. De esta forma no es necesario que estemos en casa para asegurarnos que eso pase.

Raúl Conte, Gerente General de la empresa, recomienda: “Es fundamental entender que no hay que considerar el costo invertido en eficiencia energética como un gasto. Convertir nuestros ambientes en eficientes utilizando cortinas y toldos es una inversión a largo plazo, que va a traer aparejadas reducciones significativas en las boletas de luz y gas".

Estos y otros consejos te pueden ayudar a reducir tu consumo de energía. Para cualquier consulta sobre como volver tus ambientes más eficientes o conocer más sobre los productos específicos para este fin, podés escribir a info@dinoconte.com.ar o seguir a la empresa en redes.