Policiales Martes, 3 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Choque en el Acceso Este con dos heridos internados en el Central

Se trata de los conductores de la unidad de la empresa Chevallier, que había iniciado el viaje, con destino a la ciudad de Córdoba.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Un accidente que podría haber tenido graves consecuencias se produjo ayer en el acceso Este, cuando el chofer de un colectivo de larga distancia perdió el control de la máquina, destrozó el guard rail, transitó unos metros por el carril contrario y terminó chocando con una luminaria. 

Dos choferes resultaron con heridas de consideración por lo que fueron hospitalizados, en tanto que 15 de los 24 pasajeros resultaron con heridas leves, afirmaron desde Tránsito, de Guaymallén. 

 

A las 9 de ayer un colectivo de la empresa Chevallier salió de la terminal con 24 pasajeros que se dirigían a Córdoba.

El lugar. De lo que pudo ser una tragedia después que el colectivo se cruzara de carril en el Acceso. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Tras tomar el acceso Este el micro se desplazó con normalidad durante un par de kilómetros hasta que, al llegar a la altura del Mendoza Plaza Shopping, la mole de dos pisos se desvió hacia su izquierda impactando contra el guard rail, destrozándolo.

 

El vehículo siguió por el cantero que separa las dos manos del Acceso Este pero, tras cubrir unos 25 metros, impactó contra una luminaria, derribándola. 

Descontrolada, la máquina destruyó el guard rail de la izquierda y, por unos 10 metros, el micro se desplazó en contramano, hasta que el chofer logró tirar el vehículo nuevamente hacia el cantero central y, tras andar unos 20 metros más, impactó contra una luminaria y allí se detuvo.

 

“Un milagro…”

Varios testigos coincidieron  en describir el accidente como un milagro ya que anduvo en contramano, sin chocar.

Una mujer herida es asistida en el lugar del siniestro. | Orlando Pelichotti / Los Andes

“Sólo dos autos que iban hacia el Oeste resultaron dañados: un Toyota Etios y un VW Fox. El primero se atropelló una luminaria caída y se le dañó el tren delantero, y el Fox reventó una cubierta. Podría haber sido una tragedia“ indicó  el Jefe de Tránsito de la Municipalidad de Guaymallén, Jorge Carrizo, quien llegó al lugar minutos más tarde para supervisar el operativo.

 

El choque generó importantes demoras en el tránsito que fue cortado hasta que se organizó un operativo vial para descongestionar el Acceso Este. 

Personal de Bomberos debió  trabajar sobre el frente del colectivo para poder liberar al chofer, que había quedado atrapado en su butaca. Los choferes fueron los más afectados porque el impacto fue en la zona del habitáculo del conductor.

 

Minutos más tarde, los dos choferes fueron llevados en ambulancia hacia el hospital Central, en tanto que los 24 pasajeros se trasladaron por sus propios medios hasta una zona parquizada ubicada frente al Shopping, donde se montó una carpa. 

Allí los médicos determinaron que ningún pasajero tenía heridas de consideración como para ser hospitalizados.

 

“El chofer estaba muy mal, su cara con mucha sangre. Él había quedado atrapado. La gente estaba muy asustada. Lo más complicado fue cuando bajamos porque se había caído todo el combustible. Bajamos rápido y tratamos de ayudar al conductor. También asistimos a algunas señoras que tenían cortes en el rostro”, relató, a Radio Mitre Mendoza, uno de los pasajeros.

Hipótesis

Cerca de las 11, las hipótesis que manejaban los policías eran las siguientes: el chofer se había descompensado y perdió el control del colectivo; lo encerró un auto y se fue contra el guard rail; hubo una falla técnica. Por último el chofer se descuidó, mirando el teléfono o el paisaje y perdió el control del colectivo.

 

“Están todos fuera de peligro, no hay heridas de gravedad. El chofer tiene golpes y dos o tres cortes; el acompañante, sólo golpes”, explicó Rosario Fernández, una empleada de la empresa Chevallier que llegó al lugar para interiorizarse del accidente y no pudo precisar la causa del siniestro.

Carrizo, el jefe de Tránsito de Guaymallén, explicó a Los Andes que se había secuestrado el tacómetro del coche para saber a qué velocidad transitaba a la hora del accidente. Además, indicó que los pasajeros iban a ser llevados hasta la Fiscalía 9 para que se les tomara declaración. 

 

“Por ahora las causas del accidente se desconocen. Creo que los conductores (del carril contrario) vieron al colectivo y frenaron” explicó Carrizo, indicando que “el colectivo frenó en la mano contraria y en el cantero central pero luego no pudo frenar porque más atrás quedó la caja hidráulica y el sistema de freno fue arrancado”.