Economía Martes, 8 de octubre de 2019

Cerró la fábrica de las clásicas “Bombucha” y de dos marcas de preservativos

Los trabajadores se negaron a aceptar la decisión de la empresa y tomaron la planta ubicada en San Luis. Funcionaba desde 1953.

Por Redacción LA y Télam

La fábrica Cidal (Compañía Industrial de Artículos de Látex) que producía las clásicas bombitas de agua Bombucha y preservativos Camaleón y Exotic cerró sus puertos y dejó a 65 personas sin trabajo.

Sin embargo, los trabajadores se negaron a aceptar la decisión de la empresa y tomaron la planta ubicada en San Luis.

 

Diego Acordeón, vocero de los trabajadores, confirmó que la medida fue comunicada por los accionistas de la empresa a los 65 trabajadores con los que tuvieron, la semana pasada, una audiencia por deudas salariales.

La empresa adeuda salarios, quincenas, aguinaldos, aportes jubilatorios y ART a los trabajadores, que decidieron tomar la planta en resguardo de su fuente de trabajo, luego de que las autoridades de la empresa les comunicaran que cerrarían sus puertas.

El conflicto surgió a partir de la suspensión por 10 días sin goce de haberes de todo el plantel, integrado en un 50 por ciento por mujeres; medida que luego fue revocada por Relaciones Laborales, pero la fábrica no volvió a abrir sus puertas.

 

La industria es una sociedad de capitales nacionales que fabricaba productos de látex como los globos de agua Bombucha, globos de cotillón y preservativos de las marcas Camaleón y  Exotic, según Infobae.

Inició sus actividades en 1953, y exportaba a países latinoamericanos y contaba con certificaciones de calidad. La fábrica venía con problemas "desde hace tiempo" para abonar los salarios en tiempo y forma y este año dejaron de comprar insumos para producir, describió el trabajador.

 

"No producimos porque no tenemos casi materia prima, y en el caso del látex, que es importado, la empresa no pudo hacer la compra", aclaró.

El jueves los trabajadores se reunirán otra vez con los accionistas, para continuar las negociaciones e intentar llegar a un acuerdo por las indemnizaciones y pagos atrasados.