Fincas Sábado, 16 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Cerezas: otra cosecha muy chica

Según la estimación del IDR este año la producción apenas alcanzará las 2.245 toneladas. Queda muy lejos de los resultados 2010/11.

Por Redacción LA

El IDR presentó los resultados alcanzados por el Pronóstico de Cereza (Prunus avium), que indican que este año la cosecha apenas alcanzará las 2.245 toneladas esperadas de cereza.

Esta cifra es muy similar al año anterior -apenas 4% por debajo-, pero muy por debajo de una cosecha completa como pudo haber sido la de 2010 o 2011. En relación a estos últimos, la cosecha esperada para el presente año es de solo una tercera parte.

 

Los resultados se obtuvieron tras medir 57 cuarteles de diferentes propiedades con cereza, del oasis Norte (Maipú, Guaymallén, Luján de Cuyo y Las Heras) y del Valle de Uco (Tunuyán, Tupungato y San Carlos), en los que se contó toda la fruta de 228 plantas y se midió con calibres electrónicos 4715 frutos.

Esta disminución se explica por la erradicaciones de montes de cereza que se han realizado en forma continua durante la última década (disminución de superficie), y a los efectos de las heladas primaverales de este año que afectaron a las plantas durante la floración. 

 

En cuanto a las variedades, se observó una distribución muy similar a la del año previo. Cabe recordar que el cultivo de cereza es de suma importancia para la provincia Mendoza. Es la fruta con la que se inicia la temporada de cosecha (exceptuando el damasco), y porque es primicia para los mercados, ya que llega antes que la de Alto Valle, de Río Negro.

El operativo a campo se lleva a cabo durante el mes de octubre en  cuarteles distribuidos en todo el territorio provincial.

 

Además de las mediciones en el momento de información complementaria sobre el crecimiento de frutos por variedad y zona realizadas a cosecha y los momentos de floración.

El panorama en Mendoza

La superficie total de cereza en Mendoza fue de 1.150 hectáreas en el año 2010. Esta superficie es el 1,52 % del total de superficie con frutales de la provincia. La superficie efectiva en producción es de 972,8 hectáreas, tomando como criterio las parcelas mayores a 3 años, con un mínimo de 30 plantas.

 

Estas cifras se refieren a todas las propiedades que poseen cerezas con fines comerciales. La zona Norte y el Valle de Uco son las principales áreas de cultivo en Mendoza, según datos de la provincia.