Policiales Miércoles, 17 de abril de 2019 | Edición impresa

Cayó por provocarle un aborto a golpes a su mujer en Rivadavia

La víctima de 36 años llegó a la guardia, donde notaron que había perdido a su bebé. Detuvieron a su pareja de 28 años.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Una mujer de 36 años ingresó en la madrugada de ayer al hospital Carlos Saporiti, de Rivadavia, con un fuerte golpe en el abdomen, lo que le produjo un aborto traumático y con ello, la pérdida de su bebé de 16 semanas. Por el hecho su pareja, un joven de 28 años, fue detenido.

“La mujer llegó a la guardia acompañada por su pareja. Venía con una pérdida de sangre vía vaginal muy importante, por lo que lo primero que se hizo fue intentar estabilizarla”, explicó a Los Andes el director del hospital, Manuel Liberal.

 

Pero cuando la mujer fue desvestida con la idea de comenzar a atenderla, el personal médico del Saporiti comprobó que entre su ropa interior había un feto de unas 16 semanas de gestación y de unos 8 centímetros

La dura verdad

“Ella primero dijo que se había quemado y que después de eso también se había caído. Pero no era cierto y rápidamente se comprobó que, en realidad, había sido golpeada en el abdomen”, agregó Liberal.  

 

El directivo del hospital del Este completó: “Su pareja fue quien le dio una paliza y supongo que, como ella comenzó a perder sangre, él decidió traerla hasta la guardia”. 

La mujer, que vive el asentamiento de emergencia del Costa Canal en zona de Santa María de Oro, tuvo como consecuencia del golpe que le dio su pareja un aborto traumático y camino al hospital expulsó al bebé.

 

La doctora Laura Abdala y las obstetras Belén Impellisieri y Natalia Lelio fueron las profesionales que trabajaron durante dos horas para estabilizar a la paciente y salvarle la vida.

Allí se le puso suero y se logró estabilizar su presión, que estaba muy baja como consecuencia de la pérdida de sangre.  

 

Luego de un par de horas, y cuando la mujer estuvo en condiciones de ser trasladada, una ambulancia la llevó hasta el hospital Perrupato, de San Martín, donde quedó internada fuera de peligro y en recuperación.

Su pareja, un hombre ocho años menor que ella, fue detenido y está a disposición de la Oficina Fiscal de Rivadavia, ya que se sospecha que fue él quien le propinó la golpiza.