Policiales Martes, 2 de abril de 2019 | Edición impresa

Caso Fortunato: el hermano critica a la Justicia y la Corte debe fallar

Un hermano del rugbier la concretó mediante una misiva en las redes.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

A un año y medio de la muerte de Genaro Fortunato, su hermano Fausto publicó ayer una sentida carta en su perfil de Facebook, afirmando que “nosotros creímos que se iba a hacer justicia, y me refiero a que las cosas iban a terminar como en cualquier lugar del mundo, donde el sentido común y un sinfín de otras cosas iban a prevalecer por sobre la contaminación y tergiversación que sufre el sistema judicial en Argentina”.

 

El joven se refirió también a las dudas que tienen sobre el sistema judicial: “esperábamos algo totalmente distinto a lo que pasó, y con algo distinto no me refiero a una pena de muerte, coherencia, porque si el sistema está hecho así y se procedió como se debía proceder (de lo que más dudas tengo ) entonces habría que evaluar cuánto vale una vida para el sistema”.

El mensaje también tiene un costado esperanzador: “todavía tengo la esperanza de que algunas cosas cambien, que la gente cambie y esto no le pase nunca más a nadie”.

La Corte deberá decidir

En setiembre del año pasado, Julieta Silva fue condenada por el Tribunal Penal Colegiado N°1 de San Rafael a tres años y nueve meses de prisión y ocho años de inhabilitación para conducir por el delito de homicidio culposo agravado.

Tanto el Ministerio Público Fiscal como el querellante la defensa decidieron ir con sus quejas a la Corte provincial para que ordene un nuevo juicio o bien dicte una sentencia distinta.

 

“Se estima que la Corte va a llamar a una audiencia oral para resolver el caso antes de la feria invernal”, explicó ayer una fuente de Tribunales. Y los supremos José Valerio, Mario Adaro y Omar Palermo, deberán entonces expresarse sobre las tres posiciones, inclinándose por alguna total o parcialmente.

El planteo de Fernando Guzzo, jefe de los fiscales de Homicidios, sostiene que no se trató de una muerte accidental sino de un homicidio con dolo eventual cuya pena es de 8 a 25 años de cárcel.

Una posición similar habría adoptado el abogado Tíndaro Fernández, en representación de la familia Fortunato. En relación a esto, Alejandro Cazabán, que es el representante legal de Julieta Silva, ha pedido que se baje la pena establecida por los jueces Rodolfo Luque, María Eugenia Laigle y Julio Bittar.