Policiales Lunes, 22 de abril de 2019

Caso Florencia Di Marco: dos docentes mendocinas serán investigadas por falso testimonio

El tribunal condenó a Carina Di Marco y resolvió abrir una causa contra dos maestras de la escuela de Palmira a la que asistía la niña.

Por Redacción LA

Además de la condena contra Carina Di Marco (35) como partícipe necesaria de los abusos sufrido por su hija Florencia, la nena mendocina de 12 años que fue asesinada por el padrastro en San Luis, el tribunal que llevó adelante el juicio pidió extraer compulsa y que sean investigadas dos docentes mendocinas por falso testimonio. Las acusadas habían sido maestras de la víctima en Palmira y habrían tenido indicios de parte de su alumna de los abusos sexuales que estaba sufriendo. aunque no hicieron la denuncia correspondiente. 

En el fallo los jueces puntanos resolvieron condenar a 18 años de prisión a Di Marco, e incluyeron abrir una investigación por el posible delito de falso testimonio a la directora del colegio Florentino Ameghino de Palmira, llamada Sonia Mónica Poblet de Baigorria, y a la docente de esa institución María Teresa García Cobos.

 

Anteriormente tanto el fiscal como la abogada defensora remarcaron la responsabilidad que pesa sobre ambas, quienes, a sus criterios, no cumplieron con el protocolo de rigor, que incluye la denuncia de los hechos que la niña llegó a contarles a sus docentes, hoy sumariadas.

"Hubo un pacto de silencio para conservar el trabajo" sostuvo el fiscal Fernando Rodríguez, mientras que la abogada Karina Mantelli agregó que las maestras "minimizaron los dichos de la niña cuando se animó a contar lo que vivía y eso hizo que se bloqueara, volviera a encapsular su dolor y permaneciera en silencio". 

Las docentes mendocinas tuvieron su momento para declarar en el juicio que finalizó este lunes. García Cobos  aseguró que cuando declaró durante la investigación que la nena era tocada por el padrastro, lo hizo bajo amenaza.

Sin embargo en el debate negó esos dichos y haber tenido un encuentro con la madre, en julio de 2016, en el que la docente le comentó a Di Marco que Florencia le había referido que su pareja, Lucas Gómez, la acariciaba mucho,. 

 

“Fueron a mi casa tres policías para que firmara una cédula. Cuando llegamos a fiscalía me hacen escuchar un audio, me dicen que era una mentirosa”, puntualizó. En ese momento les dije a los policías: 'Les juro por mis hijos que no tuve conocimiento”.

García Cobos señaló que ese día un efectivo “le dictó” y se quedó a su lado hasta que dijera todo. Me amenazaron para decir que Carina había hablado con la docente (Adriana Ramírez)”, confesó ante el tribunal y justificó que lo hizo porque “tenía miedo” por sus hijos.

 

“Se lo dije a la jueza y no lo quiso poner. Tuve que seguir con la mentira porque estaba sola con Palacios (la jueza)”, acusó e indicó que sólo vio a su colega junto a Di Marco cuando se hizo la entrega de libretas, pero nunca intervino. Si bien aclaró que en San Luis no recibió intimidaciones, por temor volvió a ratificar lo declarado en Mendoza.

Por esa razón, y ante la duda de que la sospechosa haya incurrido en falso testimonio, el fiscal de Cámara 2, Fernando Rodríguez, solicitó que hagan una copia del expediente y lo envíen al juzgado Penal en turno, para que se investigue.

Esto fue confirmado en la sentencia del tribunal, que también incluyó que se analice  la presunta responsabilidad por el mismo delito de la directora Sonia Mónica Poblet de Baigorria.