Mundo Club House Lunes, 23 de diciembre de 2019

Casas para vacacionar e inspirarse

Un proyecto arquitectónico en España que resulta un verdadero estímulo para quien persigue una experiencia que va más allá de lo material.

Por Redacción CH

Arq. María Florencia Oña La Micela

El desarrollador francés, Christian Bourdais ha contratado doce arquitectos para realizar viviendas para uso vacacional en la comarca turolense del Matarraña. A cada constructor del proyecto experimental “Solo Houses” se le dio la libertad plena para diseñar un plan según sus deseos, con un presupuesto determinado. Los resultados no demoraron en hacerse notar con la participación de grandes profesionales como: Sou Fujimoto, Pezo von Ellrichshausen, Johnston Marklee, entre otros.

Sou Fujimoto es uno de los arquitectos contratados. Su propuesta se denomina Bosque Geométrico, la misma se compone por dos plantas en un volumen de vidrio envuelto por una estructura compleja entretejida realizada en troncos de madera.

Permitiendo que los residentes de la vivienda trepen la estructura, además de poder utilizarla como espacio para exposición.

Éste es el primer edificio que el japonés realiza en Europa, pero va a continuar con algunos de los principios de la Serpentine Gallery Pavilion, la que completó en los jardines Kensington de Londres.

Las ideas parten del concepto de “futuros primitivos: indagar en el origen de la arquitectura y tomar prestadas formas de cuevas y nidos.

La idea del desarrollador fue construir una colección de arquitectura como si fuera una serie artística, para hacer historia y evidenciar la arquitectura del momento en el tiempo.

Johnston Marklee ha diseñado una vivienda circular con una piscina en la cubierta como parte de esta serie de casas creativas para vacacionar.

La casa se eleva sobre la arboleda de almendros, la misma acomoda espacios de estar y dormitorios en una planta de forma circular enaltecida. Los dormitorios se ubican en el límite curvo del edificio, mientras que puertas corredizas permiten que las habitaciones se conecten y se abran unas con otras.

Una escalera caracol en el centro de la composición va a conducir a los residentes a la cubierta, ofreciendo una vista panorámica del paisaje rural. Los arquitectos comparan el edificio con una serie de villas rotondas, como la de Andrea Palladio y la casa Dymaxion de Buckminster Fuller.

La vivienda captura el horizonte continuo del paisaje  circundante, mientras acentúa las características espaciales de la orientación del sitio.

La casa simétrica de los arquitectos chilenos Pezo Von Ellrichshausen fue la primera en construirse de la serie de viviendas vacacionales. Basaron la propuesta en los principios de “simetría y ampliación”, creando un edificio proporcional uniforme que se centra alrededor del patio y la piscina.

Los espacios principales de la vivienda se elevan dos niveles sobre el terreno, con el objetivo de flotar sobre el paisaje. Están sostenidos por una gran columna central, la cual contiene la entrada del edificio y, más arriba, la piscina.

Los residentes pueden sentir la sensación de estar flotando, ya que el edificio es un podio, el cual solo se sostiene en la parte central. Para mantener la simetría inflexible, el edificio tiene dos entradas idénticas. Adentro, los residentes pueden utilizar una escalera con forma de espiral para acceder al nivel principal, donde se encuentra el estar, comedor y una serie de dormitorios ubicados prolijamente alrededor del patio central.

Las cuatro habitaciones tienen carpinterías de piso a techo, lo que los transforma en terrazas, mientras que cuatro balcones terminan de conformar el cuadrado de la planta.

Los expertos se inspiraron en el diseño de las residencias tradicionales mediterráneas cuando estaban desarrollando la disposición y las proporciones de la planta. El tamaño de la piscina es un cuarto del patio, estableciendo el estándar para cada módulo del anillo periférico.

El estudio de arquitectos de Bruselas Kersten Geers y David Van Severen, diseñó una vivienda que ocupa un sitio en la cima de una meseta que provee una vista panorámica del paisaje. Considerando la vista imponente, los arquitectos decidieron diseñar una casa que intenta ser invisible, enfatizando las características naturales del entorno.

Es una vivienda circular de 45m de diámetro, la cual subraya la meseta y su borde. La cubierta del edificio circular es sostenida por cuatro columnas, que interceptan con la circunferencia en varios puntos.

Las porciones externas del círculo incorporan una fachada flexible con puertas corredizas metálicas, las que dotan de privacidad y tamizan la luz que ingresa al espacio interior. Estas puertas pueden ser movidas, abriendo completamente las habitaciones al exterior.

La idea del desarrollador fue construir una colección de arquitectura como si fuera una serie artística, para hacer historia y evidenciar la arquitectura del momento en el tiempo. Además, encargar los mejores diseños posibles y poder visualizar que tan lejos pueden llegar los arquitectos. Las “Solo Houses” se agregan al paisaje natural, rozando el sitio donde se construyen, formando parte del paisaje, pero no dominándolo.

Ingresá a la edición digital 171 para leerla igual que la revista impresa, haciendo click aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse