Economía Viernes, 7 de junio de 2019 | Edición impresa

Cartellone consiguió fondos para avanzar en la ruta 7

La empresa fue ganadora de uno de los proyectos de Participación Público Privada, pero encontró  varios problemas para financiarse.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

La empresa Cartellone Construcciones Civiles consiguió un financiamiento “puente” para avanzar en las obras correspondientes al Corredor vial C que incluyen un tramo mendocino: la variante a Desaguadero (límite entre Mendoza y San Luis) sobre la ruta nacional 7.

La llamada “causa de los cuadernos” de la corrupción salpicó a todos los actores del sector de la construcción, tanto a los que figuran en la lista de empresarios que habrían pagado coimas a funcionarios del gobierno anterior a cambio de su participación en la obra pública, como los que no estaban allí. Este último fue el caso de Cartellone, que pese a no figurar, sufrió los daños colaterales y la empresa vio como se les cerraban los caminos para acceder a financiamientos exteriores. 

 

Para resolver esta situación, y atendiendo a todas las empresas que tienen a cargo las rutas y autopistas que se licitaron como obras de Participación Público Privadas (PPP), el gobierno avanza en la conformación de un Fideicomiso Individual de Asistencia Financiera (FIAF) que debió conformar el BID Invest, junto con la Banca de Inversión y Comercio Exterior (BICE).  Entre tanto, estará disponible un financiamiento adicional de U$S 900 millones para evitar que se produzcan nuevos retrasos.

“Presentamos todos los papeles, y de esa forma nos haríamos de ayuda del capital de trabajo (cerca de U$S 15 millones) para la ejecución del Corredor Vial ruta 7 bajo la concepción PPP”, explicó Carlos Ruiz, CEO de Cartellone.

 

Además, la empresa espera tener aprobado este miércoles el crédito de OPIC (Overseas Private Investment Corporation) para obtener el total del financiamiento, por lo que aseguran que “siguen en camino” pese a los imprevistos que tuvo 2018.

En la puja por Yacyretá

Falta poco para que la Entidad Binacional Yacyretá adjudique las obras civiles del proyecto Añá Cuá y Cartellone se encuentra segunda entre los oferentes en cuanto a precio, por debajo de la firma italiana Astaldi. Desde la empresa mendocina esperan ganar la adjudicación, algo posible si se suman otras valoraciones del proyecto.

 

Se trata de una represa hidroeléctrica valuada entre 193 millones y 318,9 millones de dólares, según las ofertas económicas presentadas por las cinco constructoras participantes de la licitación, en la que, en otra etapa diferente, también participa la mendocina Impsa.

Financiamiento puente

En total, la  línea de préstamos-puente contempla una inversión total de U$S 100 millones dirigida a los contratistas de las obras comprendidas por el PPP de la Red de Autopistas y Rutas Seguras, bajo el cual se están construyendo y reacondicionando más de 2.500 km de las rutas nacionales Nº 3, 5, 7 (de Cartellone) y 9.

Los préstamos  serán otorgados a una tasa en dólares competitiva de mercado. Este instrumento de financiamiento de infraestructura usará Títulos de Pago por Inversión (TPI) a modo de colateral, para garantizar el repago del financiamiento.

Los TPI utilizados como colateral de los préstamos son emitidos cada tres meses por la Dirección Nacional de Vialidad para reconocer la inversión realizada y el avance real de las obras, asegurando al constructor privado el correspondiente repago en el tiempo de sus inversiones realizadas, en cuotas semestrales durante 10 años mediante pagos irrevocables por parte del Estado Nacional.

 

Nueva red de 3.300 km entre rutas y autopistas

La primera etapa de proyectos PPP es una iniciativa impulsada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, que comprendió la licitación de seis corredores viales -A, B, C, E, F y Sur- a lo largo de más de 3.300 km de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe.

El proceso contó con la participación de 10 consorcios –compuestos por 19 empresas nacionales y 7 internacionales- que presentaron un total de 32 ofertas. La inversión estimada de esta primera etapa supera los U$S 8.000 millones, de los cuales U$S 6.000 se desembolsarán durante los primeros cuatro años.

El Corredor Vial C quedó a cargo de la empresa José Cartellone Construcciones Civiles, que administrará 778 kilómetros de la ruta nacional 7 entre Buenos Aires y Mendoza. El plazo del contrato PPP es de 15 años para unir el límite de San Luis con Potrerillos.