Vendimia Domingo, 4 de marzo de 2018 | Edición impresa

Carrusel VIP. glamoroso pero con varias ausencias

El desfile de carros vendimiales fue también epicentro de personalidades nacionales y mendocinas.

Por Florencia Da Souza - Especial para Los Andes

La cita obligada anual para disfrutar el Carrusel fue en Terrazas de Park Hyatt Mendoza. Allí, el hotel recibió cientos de invitados locales y personalidades nacionales aunque la ausencia de referentes del espectáculo y funcionarios fue visible pero no imprescindible para dar glamour a uno de los acontecimientos sociales más sobresalientes.

Figuras como el empresario de la alimentación y vicepresidente de Bodegas Norton, Martín Cabrales; las conductoras Pamela David y Bettina Bulgheroni; la gerenta de Programación de América, Liliana Parodi y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fueron algunos de los que marcaron presencia.

El artista Sergio Roggerone; el ex gobernador Celso Jaque; el ministro de la Suprema Corte, Mario Adaro; enólogos como Silvio Alberto y Marcelo Pelleriti y los intendentes Tadeo García Zalazar y Omar De Marchi, también estuvieron y brindaron en un mediodía radiante. 

Una rápida pero notoria pasada hicieron el ministro Francisco Cabrera y el ministro local Martín Kerchner, quien llegó casi al final del acontecimiento y partió hacia el almuerzo de Bodegas de Argentina, como lo hicieron tantos otros como Adolfo Trípodi, Mariana Juri, Gabriel Fidel y el ex gobernador mendocino, Rodolfo Gabrielli.

Menú criollo y varietales

Con productos locales y de estación, la chef Montserrat Martiarena ideó un menú compuesto por variedad de empanadas, ensaladas de tomates frescos y choclos, y sandwiches de milanesas y rúcula. El concepto de volver a lo tradicional también se reflejó en los postres: hubo pastelitos de alcayota, rogel de dulce de leche, alfajores de maicena, además de macarrones y cheessecake que aportaron el toque francés a lo dulce. ¿Los vinos?

Todos tintos, blancos y espumosos de bodegas mendocinas. 

Vinos jujeños

De visita nuevamente en Vendimia, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, viajó acompañado de su esposa Tulia y trajo bajo el brazo unas cuantas botellas de vino elaboradas en su provincia para regalar. "Es la primera vez que vengo en representación de Jujuy como provincia vitivinícola. Somos nuevos en esto, tenemos diez bodegas pero estamos haciendo muy buenos vinos de altura y vinos premiados. Ha sido una osadía traer nuestros vinos a Mendoza", comentó orgulloso.

Visita obligada 

Para Pamela David, viajar a Mendoza en Vendimia es ya una tradición. Fue una de las figuras más solicitadas del encuentro. Llegó al evento acompañada por su marido, el empresario mendocino Daniel Vila y sus hijos, y se mostró espléndida, como en sus programas de televisión. 

"Todos los años cuando inicio el ciclo cambio un poco el look. Como me aburro un poco del pelo, ahora me hice un gastado en las puntas. Además, la vestuarista me ayuda a cambiar el estilo y renovarlo. La idea era que se viera un cambio", confesó ante nueva imagen y delgadez.

El juez rockero

"Uno es de Vendimia y me gusta disfrutarla y compartirla con mi familia", declaró el ministro de la Suprema Corte, Mario Adaro, a quien se lo vio llegar muy distendido. Además, dijo que no se perderá la repetición del lunes del Acto Central porque es fanático de los Auténticos Decadentes y Kapanga. 

Un enólogo rebelde

Lejos de los acontecimientos en torno a la industria vitivinícola, el reconocido enólogo Marcelo Pelleriti disfrutó el encuentro junto a su hija, ilusionada por ver a las Reinas y acompañado por su amigo, el cantante Coti Sorokin, quien cantó el viernes a las soberanas y terminó allí su agenda vendimial.

"El almuerzo es un encuentro más político; dejé de ir hace varios años. Me interesa más una estrategia de marca que no se trata en esos eventos", señaló.