Por los Departamentos Viernes, 22 de noviembre de 2019

Vivió durante 25 años con más de 80 perros en San Rafael y ahora tiene nueva casa

La comuna levantó una vivienda para Carmencita López. Ahora "solo me dejan tener 5 y dos gatos", aclaró.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

Después de pasar ocho meses y medio alejada de su hogar, Carmen López (81), más conocida como “Carmencita”, regresó a su humilde morada y se encontró con un panorama totalmente distinto.

Aquella precaria vivienda en Tulio Angrimán en la Isla del Río Diamante ya no existe y en su lugar hay una edificación totalmente renovada.

 

La mujer que convivía con más de 85 perros no solo tiene casa nueva, está bien de salud y dispuesta a darle pelea a la vida además de entregar todo su amor a esos animales de la calle aunque aclaró: “no me dejan tener más de 5 perros y dos gatos”.

Se extraña, fueron 25 años viviendo en una casita que no estuvo nunca en las condiciones que debería haber estado pero me cobijó todo ese tiempo. Se extraña pero igual estoy feliz y contenta porque la casita nueva me va a cobijar igual que la otra”, dijo Carmen a Canal 6 de San Rafael.

 

Carmencita es muy conocida y querida por la sociedad sanrafaelina. En febrero de este el juez de Faltas Oscar De Diego en conjunto con el Municipio tomaron la decisión de sacarla de ese lugar ante la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba.

Carmen fue internada en el hospital Schestakow por el gran deterioro físico que presentaba y la comuna inició un proceso de saneamiento de todo el predio y también refacción de la humilde casa en la que vivía.

Cuando recibió el alta fue a la casa de una amiga y luego pasó a un hogar en Monte Comán.

Mientras tanto desde el municipio sanrafaelino retiraron los animales, llevaron adelante la limpieza y desinfección de todo el predio y levantaron una vivienda nueva para que Carmen viva dignamente.

“Fuera de la casa, no la pase del todo mal, estaba atendida, primero en el hospital después en casa de una familia amiga, y como era muy reducido el lugar me llevaron al hogar en Monte Comán. Estuve bien, acompañada pero tenía ganas de volver, llevó más de 30 años viviendo sola”, contó en una charla amena ante las cámaras de televisión.

 

La gran mayoría de los animales que Carmencita se las rebuscaba para atender fueron dados en adopción. Ahora solo le permiten tener unos pocos y con todos los controles y vacunas necesarias.

“Los animales no los voy a recuperar, más de cinco no me permiten tener y dos gatos. Los tengo que traer desde chiquitos para que después los esterilicen. Lamentablemente tengo que pedir que no me traigan más perros porque no los puedo recibir”, agregó la mujer que cumplió 81 años el 1 de noviembre.

La edad o los achaques de la vida no derribaron antes a Carmen López y mucho menos ahora. Así lo demuestra.

 

El ánimo no lo perdí nunca, por ahora quiero recuperarme es lo más importante y se que lo voy a hacer porque tengo espacio para caminar, puedo salir, hacer cosas”, dijo con una elocuencia envidiable.

Por último, la mujer agradeció “a todas las personas, que han sido muchas, que me llamaban permanentemente, preguntaban por mi salud. Ahora pasa la gente, me ve, saluda, 'bienvenida a casa' me dicen y todo eso llega. Para toda la gente que se preocupó por mi, muchas gracias”.