Economía Martes, 18 de junio de 2019 | Edición impresa

Cámaras y escáner para mejorar el Puerto Seco de Mendoza

Se destinarán 40 millones de pesos, hoy se llamará a licitación para mejorar los servicios.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Hoy se lanzarán dos licitaciones para instalar un circuito cerrado de televisión, con 64 cámaras conectadas por fibra óptica, y un escáner de pallets en el Puerto Seco. La primera de las tareas apunta, en conjunto con las mejoras en la iluminación y el cierre perimetral del predio que ya se están realizando, a optimizar la seguridad. En tanto la colocación de un elemento que permitirá controlar las mercaderías sin tener que abrirlas, agilizará los trámites.

 

Alejandro Lampkowski, gerente general del Idits (Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios), organismo que administra el Puerto Seco, señaló que se está desarrollando un plan de recuperación y mejoramiento de la infraestructura, después de 14 años de que no se hacían inversiones en este espacio. Los diversos trabajos demandarán una inversión de 40 millones de pesos, que aportará el gobierno provincial, y estarán terminados en su totalidad a fin de año. 

 

Las primeras tareas, ya en marcha, son la mejora de las calles internas y de acceso, y de las playas de estacionamiento de camiones -se pavimentarán unos 5 mil metros cuadrados-; la renovación del cableado eléctrico y de la iluminación del terreno de 9,7 hectáreas; la recuperación de unos 380 metros lineales del cierre perimetral. en los sectores sur (sobre calle Cubillos) y norte (que da a la traza del Metrotranvía); y el mejoramiento de los edificios de Aduana, vigilancia, administración, Senasa y depósitos. 

Las 64 cámaras que se instalarán no sólo permitirán controlar mejor el predio ante un posible ingreso no habilitado, sino también el movimiento interno, para complementar las tareas que realizan los agentes aduaneros y el personal del Puerto Seco. 

En espera: los camiones que llevan sus cargas para realizar trámites en el Puerto Seco. | Marcelo Rollando / Los Andes

Sin embargo, la obra que implicará un cambio en los procesos, ya que disminuirá los tiempos de control, es la instalación de un escáner para inspeccionar la carga palletizada. De este modo, se evitará tener que desarmar el pallet para verificar su contenido. Para ello, será necesario recuperar un galpón existente, de unos 150 m2, y anexar otro nuevo, de 450 m2 cubiertos. 

 

Si bien algunas tareas concluirán el mes próximo, hoy se lanzará la licitación para comprar el escáner y el equipo tiene un tiempo estimado de llegada de cuatro meses, por lo que estaría operativo para fin de año. Lampkowski resaltó que la Zona Primaria Aduanera Puerto Seco es un nodo logístico estratégico porque está ubicado en el corredor bioceánico. 

Daniel Gallart, presidente de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam), reconoció que la estructura del predio estaba muy deteriorada, particularmente el cierre perimetral y las calles internas, y que la iluminación era escasa. Asimismo, señaló la necesidad de que los trámites sean más ágiles.

 

En este sentido, y si bien resaltó que esto no es decisión del gobierno provincial, sino de Aduana, consideró que sería importante que funcione las 24 horas, al igual que el Paso Internacional, y también que puedan llevar cargas los días sábados para comenzar las gestiones lo más temprano posible el lunes. Esto, porque  a primera hora de la mañana se generan colas de camiones.

San Juan y San Luis con tarifas más convenientes

Francisco Vallée Burlando, presidente del Centro de Despachantes de Aduana de Mendoza, indicó que este año aumentaron de modo significativo las tarifas del Puerto Seco y las dolarizaron, y opinó que primero se debería haber mejorado la infraestructura y recién después ajustado los montos. Como esto no ocurrió, planteó, varios operadores prefieren ir al Puerto Terrestre Mendoza (PTM), que es privado y también incrementó sus precios, pero está en mejores condiciones.

Asimismo, advirtió que, si bien Mendoza es un punto logístico importante en el corredor bioceánico, deja de ser competitivo ya que otras aduanas, como las de San Juan y San Luis, tienen valores más accesibles, por lo que algunos operadores optan por hacer los trámites en origen y llegar a la provincia con las mercaderías ya en tránsito.

Alejandro Lampkowski, gerente general del Idits, el organismo que administra el Puerto Seco, detalló que las tarifas habían sido modificadas por última vez en julio de 2017, a partir de una revisión de costos que se presentó en noviembre de 2016. De ahí que se estaba trabajando con montos desactualizados y a pérdida, ya que, por ejemplo, la electricidad que se cobraba a los camiones con refrigeración era más barata que la que se pagaba a la Cooperativa Eléctrica.

El funcionario explicó que se hizo un análisis detallado de cada ítem para calcular cuál es el costo de operación del Puerto Seco y a eso se sumó un excedente para poder realizar tareas de mantenimiento periódicas. Asimismo, se optó por dolarizar las tarifas -como ocurre en otras zonas aduaneras del país- de manera de evitar futuros desfasajes. Y resaltó que el valor en dólares a marzo de este año es inferior al que tenían en noviembre de 2016 en la moneda estadounidense. 

Las ventajas que ofrece para firmas exportadoras

En el Puerto Seco, los camiones que llevan mercadería para exportación pueden realizar los trámites aduaneros y llegar al área integrada en Uspallata con la carga revisada y "en tránsito". También pueden realizar estas gestiones los vehículos de carga que ingresan al país. Es un predio administrado por el Idits (Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios), un organismo público-privado, en donde hay oficinas de Aduana y Senasa. En el Gran Mendoza hay otro establecimiento similar, en manos de privados.

La Zona Franca es un espacio en el que la mercadería que ingresa (vía importación) y egresa (es exportada) no está gravada con tributos. Este tipo de espacios tienen como objetivo fomentar el comercio y la actividad industrial exportadora, a través de la reducción de costos y la simplificación de los procedimientos administrativos. En Mendoza, se encuentra en Luján y era administrado por privados hasta que se le retiró la concesión y la tomó el Idits. Por el momento funciona como un depósito, en el que los insumos o productos no pagan tributos hasta que son nacionalizados. Ahora se intenta avanzar en la posibilidad de agregar valor o producir en este predio, con beneficios impositivos.