Opinión Fincas Sábado, 23 de mayo de 2020 | Edición impresa

Cadena de valor fruver: un capital social que debemos preservar - Por Carlos Abihaggle

En hortalizas la provincia de Mendoza ocupa el segundo lugar a nivel nacional y produce más de 45 especies.

Por Carlos Abihaggle - Economista

Mendoza se caracteriza por tener un capital social y productivo insoslayable.

El mismo se ha puesto a prueba en estos días de pandemia. Y en uno de los aspectos más importantes: la provisión de frutas y verduras que supo responder a las exigencias del caso.

Dicho en términos claros: la provisión de frutas y hortalizas continuo estando a nuestra disposición desde el inicio mismo de la cuarentena y se mantuvo inentirrumpidamente hasta nuestros días.

Obviamente que esté disponible fisícamente no quiere decir que todos tuvieron acceso.

Ello forma parte de otra problemática que tiene que ver con la distribución del ingreso y las imperfecciones del mercado que no son responsabilidad enteramente del sector.

Lo que quiero destacar es que muchos habitantes de Mendoza como chacareros, productores, campesinos, peones rurales, feriantes, verduleros, transportistas, jornaleros, changarines, productores de la agricultura familiar, etc, trabajaron día a día , como lo vienen haciendo siempre, con mucho esfuerzo y con un apoyo relativo del Estado.

Algunos números pueden ayudarnos:

· Cinco mercados/ ferias de concentración, de los cuales cuatro están en el Gran Mendoza y uno en San Rafael. Todos organizados bajo la forma de cooperativas (cuando en el país son generalmente estatales) gestionados en forma privada en el que participan cientos de puesteros, productores y empresas consignatarias y de comercialización. Al que concurren miles de consumidores e intermediarios. A los que se integran producciones de otras provincias y de otros países. Y que proveen productos a toda la geografía argentina.

· En lo referente a hortalizas Mendoza ocupa el segundo lugar en el país y produce más de 45 especies. Con cierta variabilidad anual se cultivan de 20.000 a 42.000 hectáreas en verano y aproximadamente 15.000 en invierno según indica el Instituto de Desarrollo Rural de la provincia. El censo agropecuario del 2018 indicó 32.000 hectáreas. El valor agregado por el subsector hortícola representa el 9% de todo el sector agrícola.

· En cuanto a las frutas hay cerca de 13.000 hectáreas con una producción anual para consumo en fresco del orden de las 225.000 toneladas. Y una variedad y calidad local muy importante que hace que en algunas su destino sean los mercados externos.

· Cerca de 5000 empresas y 30.000 trabajadores registrados (más allá de la informalidad) resaltan la importancia del sector fruver en Mendoza. Y nos dan idea de la magnitud e importancia económica social no siempre valorada por la sociedad. Además de que constituye un importante factor de integración migratorio por la amplia participación de la comunidad boliviana.

A modo de reflexión:

Tenemos un capital social de indudable gravitación que en las actuales circunstancias de seguridad alimentaria adquiere una dimensión de carácter vital.

Es hora de que lo valoremos y adoptemos políticas de Estado que permitan su desarrollo, colaboren para que la amenaza de la especulación inmobiliaria no lo expulse de nuestros territorios, apoyen a los distintos eslabones para que lleguen en forma moderna a los consumidores y den esperanza a las nuevas generaciones de que es posible progresar en un futuro próximo.