Guarda14 Domingo, 2 de febrero de 2020

Cada postre con su vino

Los platos dulces también maridan a la perfección con vinos. Tres clásicos y su acompañamiento ideal.

Por Florencia Da Souza - Especial para Estilo

No hay postre que se resista a un maridaje con una copa de vino. Hoy el vino acompaña, en una comida, durante los primeros pasos y también, en el final, con los platos dulces.

De acuerdo a los ingredientes de cada elaboración, algunas categorías de vinos serán más adecuadas para este matrimonio que otras. 

Los espumantes son un clásico a la hora de los postres, pero también los dulces naturales, los tardíos, rosados y fortificados van muy bien.

 

Del recetario de postres clásicos del mundo, tres recetas y su maridaje ideal para disfrutar a pleno una comida y que el cierre sea inolvidable: cheesecake, tiramisú y el clásico flan argentino.

 

 

Cheesecake

Ingredientes:
300 grs. de galletitas
150 grs. de manteca
750 grs. de queso crema
4 huevos
220 grs. de azúcar
2 cucharaditas de esencia de vainilla
40 grs. de harina tamizada
150 cc. de crema de leche

Para la salsa:
150 grs. de azúcar
200 grs. de agua
200 grs. de frutos rojos 

Así se elabora:
Moler las galletitas –de vainilla o chocolate- y mezclarlas con la manteca derretida hasta que queden bien unidos. Luego, colocar la masa en un molde desmontable cubriendo el fondo del mismo. Aplastar bien las galletitas con la ayuda de las manos. 

Por otro lado, en un bowl colocar el queso crema, los huevos, el azúcar y esencia de vainilla; mezclar bien y agregar, en forma de lluvia, la harina tamizada y la crema de leche batida a medio punto. Ligamos todos los ingredientes y dejamos reposar. 

Verter la preparación sobre la base de galletitas, tapar con papel de aluminio y llevar a horno medio por 1 hora. Enfriar en heladera durante 3 horas hasta alcanzar la consistencia deseada. 

Para la salsa de frutos rojos que va en la cubierta, colocar en una cacerolita el azúcar y el agua fría. Llevar a fuego mínimo durante 5 minutos y cuando rompa el hervor, agregar los frutos rojos. Apagar el fuego y dejar enfriar en la heladera. 

Maridaje: un espumante será ideal para acompañar y limpiar el paladar con sus burbujas. Los rosados secos también serán buena compañía. Este postre es muy versátil para maridar. Por qué no probar con  dulces blancos si la receta lleva maracuyá o tintos cuando tiene frutos rojos.
 

 

Tiramisú

Ingredientes:
400 grs. de queso Mascarpone
6 huevos (6 yemas para el sambayón y 4 claras para montar)
150 grs. de azúcar glas (100 grs. para las yemas y 50 para las claras)
300 grs. de bizcochos 
4 cucharadas de Amaretto u otro licor
100 grs. de cacao en polvo
175 cc. de café

Así se elabora:
Batir el queso hasta que quede cremoso y mezclarlo con la crema sambayón. Por otro lado, montar las claras reservadas a punto nieve y añadirlas a la crema anterior. Mezclar de manera envolvente  hasta que quede todo integrado. 

Luego, preparar un buen café y dejar enfriar. Cuando este frío, mojar los bizcochos con el café (no tienen que soltar mucho líquido).

Para montar el postre, poner una capa de bizcochos y otra de crema, así dos o tres veces y terminar con crema. El último paso es el del toque del cacao. Espolvorear sobre el postre con un colador. Llevar a la heladera y servirlo frío.

Maridaje: este dulce italiano es fácil de maridar con un licor dulce. Pero si de vinos se trata, uno ligeramente dulce le sienta muy bien. Hay quienes prefieren, por el café y el cacao, uno fortificado para este plato. 

 

Flan

Ingredientes:
1 litro de leche
8 huevos
1 taza y media de azúcar
1/2 de cucharadita de esencia de vainilla

Para el caramelo:
1 1/2 taza de azúcar blanca
2 tazas de agua

Así se elabora:
Precalentar el horno a temperatura alta. Luego, comenzar por el caramelo: tomar el molde del postre y añadir azúcar y agua. Llevar a fuego mínimo hasta empezar a observar que el color blanco se tiñe de dorado. Una vez listo, realizar movimientos circulares para que todas las paredes del bowl queden pintadas.
Por otro lado, batir los huevos y el azúcar hasta formar una pasta homogénea y aireada. Añadir de a poco la leche y, por último, la esencia de vainilla.
Una vez que todo listo, colocar el bowl con el caramelo dentro de una fuente con agua fría para llevar a baño María. Agregar la preparación y llevar a horno durante aproximadamente 30 minutos.

Maridaje: el vino moscatel, con sus aromas de rosas y miel, son idóneos para acompañar flanes. Un tardío blanco bien frío, no tiene comparación.