+ Deportes Sábado, 1 de junio de 2019 | Edición impresa

Bungee: caer desde las dos torres de Johannesburgo

En Sudáfrica se encuentran las dos plataformas de salto más altas del mundo. Sports que conjugan turismo y los desafíos “X”.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

Caer desde las Orlando Towers Bungee, en Johannesburgo, al vacío no es un desafío menor para los amantes del salto bungee o puenting, allí se ubica la plataforma más alta del mundo. Una caída libre para los audaces de 100 metros, a una velocidad máxima de 160 km/h. 

El escenario decorado con enormes murales, pertenecía a la Central Eléctrica de Orlando (Sudáfrica). Las dos torres de la estación en desuso, se han convertido en uno de los puntos de referencia del barrio de Soweto. Las torres de refrigeración tienen 33 pisos de altura y están cubiertas por murales de llamativos colores, uno de los cuales representa escenas e imágenes de la cultura del municipio.

 

En el lugar, situado 24 km al suroeste de Johannesburgo, también pueden pacticarse otros deportes de riesgo como el rapel y la caída del SCAD (dispositivo de captura de aire suspendido). Pero este no es el único atractivo que ofrece este barrio en la provincia de Gauteng. Porque como un faro para el turismo también se emplaza, a los pies de las dos torres, el Chaf Pozi.  Un popular restaurante shisa nyama (termino utilizado por los sudafricanos para denominar a la barbacoa), donde los fanáticos de los deportes extremos pueden disfrutar de una bebida fría y también de una vista espectacular.

 

Pero este no es el único estadio abierto para esta practica de esta actividad que nación en 1960, cuando David Attenborough y la cadena televisiva BBC realizaron un reportaje en la isla de Pentecostés (Vanuatu), a jóvenes que saltaban desde altas plataformas con sogas ajustadas a sus tobillos como una prueba de coraje. Casi dos décadas después, el primer salto “bungee” se concretó el 1 de abril de 1979 desde el puente colgante de Clifton, en Bristol, y fue realizado por cuatro miembros de un club de deportes extremos.

En la actualidad, los saltos más altos del mundo están en Sudáfrica, China, Suiza y Austria 

Bloukrans Bridge Bungy

En la pintoresca Ruta Jardín, uno de los mayores atractivos turísticos de Sudáfrica, se encuentra el punto de salto de puenting más alto del mundo. El Puente Bloukrans está situado en la autopista N2, en la frontera entre el Cabo Oriental y el Cabo Occidental, en la zona de Tsitsikamma, a 216 metros sobre el río Bloukrans.

 

Además de ser el punto de puenting más alto del mundo, hay varios récords mundiales asociados con Bloukrans: en 2008 Verónica Dean realizó 19 saltos de bungee en una hora y Bill Boshoff realizó 101 despegues en 24 horas. El récord mundial de Bill fue superado, en 2011 Scott Hunty logró 107 saltos en un sólo día, una marca de vuelo que se sostiene imbatida.