Turismo Domingo, 25 de agosto de 2019 | Edición impresa

Redescubrí Buenos Aires: una escapada en la ciudad que nunca descansa

Hay vida más allá de la 9 de Julio. Restaurantes asiáticos, teatro alternativo y centros artísticos perfectos para Instagram.

Por Nicolás Nicolli - nnicolli@losandes.com.ar

El Obelisco, la Casa Rosada, el Cabildo... Para muchos, viajar a la Ciudad de Buenos Aires se ha convertido en una rutinaria checklist de sitios a cumplir. Pero hay vida más allá de la 9 de Julio. Como cada barrio porteño tiene su propia identidad, lo mejor es calzarse las zapatillas y perderse en las calles que se nutren de la puja entre las memorias de nuestro país y la modernidad.

 

Llegar a la capital del país puede ser abrumador para quienes están acostumbrados a la sombra de los árboles y la sagrada siesta. De allí que no falten los que terminen con cierto dolor en el cuello por dirigir su mirada a las cúpulas neogóticas y los espejados rascacielos. 

Todo selfie. Desde los lugares clásicos a los menos promocionados se pueden visitar en apenas dos días. | Ente de Turismo de CABA

En caso de planear una escapada de fin de semana, desde Los Andes te presentamos un itinerario de sábado y domingo para recorrer rincones y espacios de la Ciudad no tan conocidos. Por supuesto, con presupuesto (y cámara) en mano.

Sábado de caminata

En el corazón de Palermo Hollywood, sector delimitado por las avenidas Juan B. Justo, Córdoba, Dorrego y Santa Fe, podés alojarte en Ilum Experience Home, un hotel boutique que equilibra con la agitada movida nocturna de los alrededores. Se puede arrancar el día con un desayuno casero, frutas y delicias de pastelería desde la comodidad de un jardín con cascada y piscina. 

 

Para el mediodía, conviene moverte unas cuadras al sur y visitar la vecina Villa Crespo, con propuestas que evocan las épocas de antaño de la Capital. Sobre avenida Dorrego al 1.409 se emplaza bar La Fuerza, que ofrece un vermú de grifo con dos expresiones: blanco y rojo. La bebida se elabora en Mendoza y se fortifica con hierbas de la cordillera y cortezas, semillas, especias y flores del mundo. 

Ente de Turismo de CABA

Es posible que la charla se extienda más de lo planeado, por lo que mejor sumar una picada para compartir. Para el pedido, el bar entrega una ficha que cada uno puede personalizar a su gusto. Las alternativas incluyen provoleta con tomates, berenjenas y zucchinis asados; polenta blanca de Córdoba con albóndigas y tuco; y salchicha parrillera de Piaf y cremona casera. Atención cinéfilos con las persianas del bar.

 

Culminado el rito voraz, los hercúleos pueden caminar hasta Caballito, precisamente al Patio de los Lecheros, en la esquina de la avenida Donato Álvarez y Bacacay. Los galpones del antiguo centro de distribución de tambos se transformaron en un coqueto patio de food trucks, que en el verano exhibe su mejor faceta. Afamados chefs, un sector de proyección de películas, una huerta urbana, una kermés y un minimercado con frutas y jugos orgánicos completan la oferta.

¿Tu celular se quedó sin batería? ¿Te olvidaste los auriculares? Acercate a la biblioteca, elegí un libro a tu antojo y distendete mientras saboreás un cremoso helado.

Tranvía histórico de la Ciudad. Salidas gratuitas cada 20 minutos los sábados y domingos. | Ente de Turismo de CABA

Si el sol acompaña, podés culminar la tarde a bordo del tranvía histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Desde el añejo taller del subte de la línea A, los sábados y domingos salen los antiguos coches. Cada 20 minutos, una fila de curiosos se reúne en la intersección de Emilio Mitre y José Bonifacio para dar un paseo por las calles aledañas, donde aún las vías marcan el asfalto como cicatrices sin cerrar. 

 

El boleto -en el sentido literal, ya que te regalan el ticket original- es gratuito. A bordo del tranvía suele viajar el arquitecto Aquilino González Podestá, una encarnación de anécdotas y también presidente de la Asociación Amigos del Tranvía. Se trata de un grupo de voluntarios que dedica sus días de descanso laboral para mantener un clásico de la Ciudad y recuperar el servicio eléctrico, ahora tan valorizado en las megalópolis del mundo.

La noche palermitana

Todos los caminos conducen a Palermo. Y reconozcamos que recorrer el emblemático barrio jamás aburre. Más si hay predisposición a locales gastronómicos que escapan a la lógica de la birra artesanal. 

The Night Market (Gorriti 5.612, Palermo Hollywood) es un acertado plan tanto para escépticos como fanáticos de la comida asiática. Nadie se queda afuera. Las calles de Oriente toman vida en un “instagramero” espacio signado por delicias de China, Japón, Taiwán, Tailandia y Corea del Sur. 

 

Olvídense del sushi. Aquí pueden degustarse los dumplings, los noodles, los yakitori, los baos, la suave cerveza china y hasta el soju, un dulce licor de raíces coreanas. El sistema de pago, casi de casino, hace dinámica la propuesta: a cambio de $125 se adquiere una ficha para ser canjeada por el plato de interés en los puestos.

The Night Market, lugar perfecto para iniciarse en la gastronomía asiática. | Gentileza

Si el presupuesto queda corto frente a las afamadas obras de avenida Corrientes, el Microteatro (Serrano 1.139) sale al rescate. Cada mes, un eje temático eleva el telón: en dos turnos, seis obras se representan simultáneamente. Con un aperitivo o vino en mano, la cita consiste en disfrutar obras de 15 minutos para 15 personas, representadas en salas de 15 metros cuadrados.

El deleite de los sentidos y la cercanía con los artistas convierte a Microteatro en una experiencia obligatoria. 

 

Qué hacer el domingo 

Nada de comercios cerrados. Desde temprano, los domingos son ideales para perderse entre las calles de la Ciudad. Conviene ir temprano al café Tortoni (Avenida de Mayo 825) y evitar la fila que se apodera de su vereda en las tardes. Por supuesto que los olores del café desbordan el local y desatan un duelo de fuerzas con el viento opresor del exterior.

 

Inaugurado en 1858, el café Tortoni es el más antiguo de Sudamérica y mantiene su estilo francés del siglo XIX. El personal siempre está dispuesto a contarte la historia del lugar y a guiarte con los recomendados de la carta, que van desde el tradicional chocolate con churros hasta los cappuccinos fríos. Revisá cada rincón del café: siempre hay alguna anécdota por descubrir y transmitir a otros cual si fueran mitos.

Café Tortoni. El notable de la Avenida de Mayo. | Ente de Turismo de CABA

Por otra parte, el Centro Cultural Recoleta es la excusa ideal para dirigirse al parisino barrio norteño. El edificio del asilo Viamonte mutó a un museo que combina tradición y vanguardia, con énfasis en la diversidad y la movida centennial. Un comité de jóvenes es curador y programador del contenido, que va desde duelos de freestyle, exposiciones de arte y experiencias inmersivas.

Centro Cultural Recoleta. | Ente de Turismo de CABA

Prestá atención a los murales. En el CCR seguramente renovarás tu foto de perfil para las redes sociales. Y la travesía fotográfica puede continuar: al lado están el shopping Buenos Aires Design y el Hard Rock Café, que contrastan con el cementerio de la Recoleta.

Las pizzas de Güerrín, imbatibles. | Ente de Turismo de CABA

Para finalizar el domingo, dejate llevar por las librerías y pizzerías de avenida Corrientes. La fugazza con queso de Güerrín, infalible. 

 

La maratón que revolucionó la Ciudad

Tal como ocurrió en diciembre, el 18 de agosto -en pleno fin de semana largo y día de la niñez- se repitió con gran éxito “Descubrí la Ciudad”, carrera interactiva en la que duplas caminaron, corrieron y utilizaron colectivos, subtes y trenes para llegar a museos, teatros, plazas y sitios emblemáticos. 

 
Ente de Turismo de CABA

A través de una app móvil, unos 3 mil jugadores definieron su propia estrategia para realizar el recorrido por los 31 sitios, partiendo desde el Paseo del Bajo. Con la subida de una selfie se aseguró el cumplimiento de las consignas (cada una con un puntaje diferente). En la pantalla de la aplicación, el equipo tuvo siempre visibles las tareas, el tiempo transcurrido, los puntos acumulados y su posición, para aumentar la tensión.

 

Tras la entrega de premios, Agapornis hizo vibrar a los miles de asistentes con sus reversiones en clave cumbia de conocidas canciones.

Tomá nota

-Flybondi: ida y vuelta Mendoza a El Palomar desde $499 por tramo. Todos los pasajes incluyen un equipaje de mano hasta 6 kg. Podés incluir un equipaje de cabina y/o de bodega con un costo adicional. Imperdible: menú a bordo.

-Ilum Experience Home (Bonpland 1.762, Palermo Hollywood). Desde 91 dólares por noche.

-Bar La fuerza (Av. Dorrego 1.409, Villa Crespo). Vermú $140. Picada $420.

-Patio de los Lecheros (Donato Álvarez 175, Caballito). Hamburguesa a la parrilla completa y papas fritas $360.

-Tranvía de la Ciudad. Sábados y domingos con salidas gratuitas cada 20 minutos desde Mitre y Bonifacio (Caballito).

-The Night Market (Gorriti 5.612, Palermo Hollywood). Ficha $125. Recomendado: dumplings (una ficha) y licor coreano.

-Microteatro (Serrano 1.139, Palermo Soho). Obras de 15 minutos en espacios reducidos y temáticos. $150.

-Café Tortoni (Av. de Mayo 825). Desayuno continental y chocolate con churros, los obligados.

-Centro Cultural Recoleta (Junín 1.930). Entrada libre y gratuita. Llevar ropa cómoda y cámara en mano.

-Pizzería Güerrín (Av. Corrientes 1.368). Fugazza con queso de 8 porciones, infalible.