Mundo Martes, 10 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Brexit: el Parlamento rechazó un nuevo llamado a elecciones

El primer ministro británico Boris Johnson necesitaba dos tercios de los votos de los diputados para convocar a comicios.

Por Redacción LA

La Cámara de los Comunes vetó el adelanto electoral que reclamaba el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, que ya perdió una votación similar la semana pasada. El jefe de Gobierno necesitaba el respaldo de dos tercios de los diputados para convocar unos comicios, pero obtuvo tan solo 293 de los 434 requeridos.

 

La séptima derrota del primer ministro Johnson desde que llegó al poder hace 5 semanas. En su última acción antes de la controvertida suspensión del Parlamento por decisión del gobierno, los diputados volvieron a votar en la medianoche británica por segunda vez en contra de una elección presidencial anticipada.

Por 293 votos a favor y 46 en contra, Johnson no obtuvo los dos tercios que necesitaba para aprobarla y convocar a la ciudadanía el 15 de octubre, antes que se cumpla su deseo de irse con o sin acuerdo de la UE. No obtuvo los 434 votos necesarios. Pero consiguió cerrar la boca a los legisladores hasta el 14 de octubre, cuando deben volver a sesionar en el día que la reina Isabel da su discurso al parlamento. Los laboristas y los nacionalistas escoceses se abstuvieron.

 

En la Cámara de los Comunes, Johnson dijo que quieren retrasar el Brexit y que él irá a Bruselas “a buscar un acuerdo”. El ha “aceptado la realidad” que una elección general es la única forma de romper este bloqueo. ”Nosotros sabemos que la real razón por la que los laboristas no quieren una elección general bajo el liderazgo de Corbyn es porque temen que el partido la puede perder”, dijo el primer ministro. “Si quieren frenar el Brexit, voten por una elección general. Yo no voy a pedir un nuevo retraso en Bruselas. La gente de este país esta harta” alertó.

Los diputados opositores y los rebeldes conservadores volvieron a ganarle al gobierno.

 

Boris Johnson deberá entregar los mensajes, incluidos en Whats Apps, Telegrah, encriptadas o no, sobre todos los detalles de sus preparativos para el preroging del Parlamento en secreto. 

Fue el triunfo de Dominic Grieve, ex procurador de la corona y uno de los 21 diputados conservadores que el primer ministro expulsó por no haber votado con su partido, en la ley que impide una salida sin acuerdo y le exige demandar una extensión a Bruselas de 3 meses antes del 19 de octubre.

 

En su moción,Dominic Grieve pide a Su Majestad que se envíe, no más allá del 11 de septiembre, toda la correspondencia y otras comunicaciones electrónicas, incluido Whatsapp, Telegram, Signal, Facebook, messenger, mail privados, encriptados o no desde el 23 de junio del 2019 vinculado a la suspensión del Parlamento. 

La lista de individuos de los que se requiere la información son los más cercanos a Boris Johnson en esta operación de proroging parlamentaria: Hugh Bennet, Simon Burton, Dominic Cummings, Nikki da Costa, Tom Irven, Sir Roy Stone, Christopher James, Leen Cain y los ministros. De todos ellos , Cummings y Nikki da Costa son los ideólogos de esta suspensión parlamentaria u Operación Yellohammer.

 

Downing St está considerando acciones legales antes de entregar a los diputados esas comunicaciones, que forman parte de la estrategia del primer ministro. Son parte de “Yellowhammer Operation”, la suspensión del Parlamento decidida por su jefe de estrategia Dominic Cummings.

 

A esa moción se sumó la del líder laborista Jeremy Corbyn para discutir si Boris Johnson va a respetar la ley que le exige solicitar una extensión de tres meses a Bruselas para negociar el Brexit o no. / Clarín