Mundo Lunes, 1 de abril de 2019 | Edición impresa

Bolsonaro baja el estatus a la oficina en Jerusalén

En su visita a Israel, aseguró que abrirá una legación “comercial” en aquella ciudad, y no su embajada.

Por Redacción LA

Durante el primer día de la visita oficial en Israel del presidente Jair Bolsonaro, el gobierno de Brasil anunció ayer que abrirá “una oficina comercial” en Jerusalén, lo que supone un giro diplomático menor al traslado de la embajada prometido por el mandatario.

“Brasil decidió crear una oficina en Jerusalén que promociona el comercio, la inversión, la tecnología y la innovación como parte de su embajada en Israel”, informó el ministerio brasileño con un comunicado, citado por el diario israelí Haaretz.

 

En paralelo, el canciller israelí, Israel Katz, le agradeció a su aliado sudamericano a través de las redes sociales.

“¡Gracias por abrir una oficina diplomática en Jerusalén! Israel y Brasil son verdaderos amigos con valores comunes y reforzaremos la cooperación entre nuestros dos países”, aseguró el ministro.

Antecedente

Desde que Estados Unidos trasladó su embajada desde Tel Aviv a Jerusalén, una ciudad que la mayoría de la comunidad internacional considera en disputa con los palestinos, sólo Guatemala hizo lo mismo.

Como Bolsonaro, el nuevo gobierno paraguayo de Mario Abdo Benítez había prometido hacerlo, pero luego se arrepintió dio marcha atrás.

 

Bolsonaro, un declarado aliado de Israel y alineado con Estados Unidos, que eligió ese país como su tercer destino internacional después de Estados Unidos y Chile, decidió finalmente no trasladar la embajada a Jerusalén, pero optó, como Hungría y República Checa, a inaugurar oficinas con status diplomático en esa ciudad, como un gesto de apoyo.