+ Deportes Opinión Lunes, 22 de octubre de 2018 | Edición impresa

Boca y River con la cabeza en la Copa Libertadores - Por Leandro “Tato” Aguilera

Relegados en la Superliga Argentina, los dos equipos “más grandes” de nuestro país se enfocan en su misión copera para salvar el semestre.

Por Leandro “Tato” Aguilera - Periodista mendocino de TyC Sports.

Es imposible abstraerse del partido por las semifinales de la copa que tienen por delante los dos clubes más importantes de nuestro país.  Quedarse con el torneo más importante del continente es el objetivo principal del año y es por eso que el nivel de ambos equipos en la Superliga Argentina no fue bueno en la previa de ambos choques (este martes River Plate jugará con Gremio en el Monumental y el miércoles Boca Juniors recibirá a Palmeiras en la Bombonera). Los de Gallardo cayeron 1 a 0 en Santa Fe con Colón, se cortó la racha de 32 partidos invictos,  y los de Barros Schelotto no pudieron con Central en el empate 0 a 0. Por el rendimiento que mostraron los dos conjuntos, es evidente que la cabeza de cada integrante de los dos planteles profesionales está en los duelos de esta semana.  Esto es totalmente entendible porque están a 180 minutos de una final.

Gremio llegó a Buenos Aires con varias ausencias, por lesiones, de varios futbolistas titulares. Aunque falten jugadores claves, uno es su figura el delantero Luan, es el último campeón  y tiene mucha jerarquía. El grupo de jugadores está valuado en 66.000.000 de euros y quieren ser los bicampeones de América. Su entrenador es Renato Gaúcho y pondera el jogo bonito algo que logró en el 2017, repitiéndolo en esta edición 2018.

Palmeiras arriba a la Capital Federal esta noche igualando un récord en la competencia,  ganó todos los juegos en condición de visitante -uno de los cinco, fue a Boca Juniors en la Bombonera-. Su DT es el mundialista Luiz Felipe Scolari y el plantel esta cotizado  en 59.000.000 de euros entre los que se destaca Borja (lleva nueve goles en la competencia) y Felipe Melo, mediocampista de mucho temperamento).  Con un esquema muy ofensivo, su delantera  tiene a Dudú, Lima, William y Borja como protagonistas.

Los de Gallardo esperan, en Cardales, el compromiso de este martes en Núñez con  su estilo, que le dio buen resultado ante Independiente y Racing, en el que la presión es permanente. Con sus atacantes, todo indica que Scocco será el nueve, se posicionan bien arriba para complicar la salida del rival. El gran momento de Santos Borré, la generación de juego que le da Gonzalo Martínez. La solidez de Armani, Pinola y Ponzio, en el sector defensivo,  le permite esperar la ida con la tranquilidad de poder lograr un buen resultado de local, sin que les conviertan un gol.

Los de Barros Schelotto aguardan el encuentro de este miércoles en la Boca con la confianza de tener una posibilidad en sus manos de volver a jugar una final. La clave de este grupo es la fortaleza de sus centrales, Izquierdoz y Magallán,  que se complementa con la presencia de Barrios y Nández en la mitad de la cancha.  En el ataque cuentan con la velocidad de Pavón -es el único jugador que fue titular en todos los partidos de la Copa- y el presente de Ramón Abila que asistió en el 1 a 1 con Cruzeiro; Además de ser fundamental en el 2 a 2 con Racing. Por sobre el juego, todos comprenden que la actitud no se puede negociar en un partido así.

El Superclásico continental se reeditará con el cruce de los clubes argentinos con los brasileños. La final espera y para eso, estos dos compromisos de ida, en nuestro país para ambos partidos de semifinales, serán muy importantes. Primero deberán buscar que ni Gremio y Palmeiras les hagan goles por la significancia que tienen los tantos de visitante. Además de la efectividad que deberán tener en el arco rival para esperar las vueltas en Brasil de otra manera. Ojalá en una semana esté haciendo esta columna con buenos resultados para los dos equipos de nuestro territorio y que la esperanza de un Boca - River para quedarse con otra Libertadores sea aún mayor.