Espectáculos Martes, 4 de junio de 2019 | Edición impresa

Black Mirror: el terror futurista vuelve con tres nuevas historias

La famosa serie de Netflix regresa mañana con tres historias renovadas.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

En diciembre del año pasado, la gran compañía de streaming sumó a su catálogo “Bandersnatch”,  una innovadora producción de los responsables de una de las series más vistas en Netflix. Presentada como “la película de Black Mirror”, narraba la historia de un adolescente de los años ochenta (qué novedad) que diseñaba un videojuego basado en una telenovela, que lo hace cuestionar la realidad y lo lleva a tomar decisiones increíbles. En realidad, lo increíble se limitó a que fuera el espectador el que decidiera el curso de la historia mediante la “interactividad” con la pantalla. De la historia, la producción y el guion, pocas luces.

 

Después de ese experimento, y de una cuarta temporada que tampoco superó mucho a las anteriores, la serie creada por Charlie Brooker estrenará mañana su quinta temporada. Como en las primeras dos, tendrá sólo tres capítulos que navegarán nuevamente en realidades alternativas, en las cuales los personajes se ven al lado de problemáticas sociales, pero en un contexto futurista, invadido de nuevas tecnologías y sus (muchas veces temibles) efectos.

Bandersnatch. El último episodio estrenado hizo historia al arriesgarse a la interactividad. | Prensa

Durante mayo pasado, la gran N compartió el tráiler oficial del estreno. Más adelante, se publicaron los adelantos por cada capítulo, permitiendo así tener una vista más detallada de lo que nos vamos a encontrar. 

 

Rápidamente, las historias tendrán que ver con temas muy actuales: la individualidad, la infidelidad y las plataformas digitales (una vez más) guían estos mini universos que gustan a miles de fanáticos, quienes esperan con ansias volver a encontrarse con mundos catastróficos, esos mundos que nos interpelan y que eran el gran fuerte de esta serie antes de ser adquirida por Netflix.

Rachel, Jack and Ashley Too

Con un look que le hace justicia a la imagen que ha construido de su persona, Miley Cyrus protagoniza su propia historia (bastante similar a la que tiene). En un video de un minuto, se la ve a la cantante como otra famosa estrella, que presenta a una mini versión de ella misma, al alcance de cualquiera. El mensaje es el mismo que en la vida real: “Cree en ti mismo”.

 

Junto a Angourie Rice y Madison Davenport, las otras protagonistas, darán su versión de un sabido discurso individualista: si eres quienes dices ser, si te amas a ti mismo, si amas lo que haces y das todo por conseguir lo que quieres, triunfarás. Una vez más, la serie se mete con una cuestión actualísima, vigente en las discusiones y que pretende replantear esos ideales. Veremos cómo lo resuelve.

Striking Vipers

Anthony Mackie, Nicole Beharie y Yahya Abdul-Mateen II protagonizan “Striking Vipers”. La “armoniosa y soñada” vida en familia no parece ser tan agradable como parece. La rutina (¿y el amor?) no agradan en absoluto al personaje principal (Anthony Mackie) y recurrirá a una opción por demás presente en nuestros días: las “apps” de citas. Ya habíamos visto algo parecido en la temporada anterior, en “Hang the DJ”, donde una aplicación unía personas y les informaba sobre la fecha de caducidad de su virtual relación, hasta que aparecía el “match” perfecto.

 

Con un diseño vintage más hogareño, la historia de esta familia parece acercase al derrumbe cuando el hombre escapa de esa realidad. El adelanto no da muchos detalles de la plataforma que usa, pero al parecer, y como nos da a entender uno de los diálogos del video, lo que hace es “llevar” al usuario a otro lado: ¿será el momento a oscuras del acto infiel? 

Smithereens

“Añicos” es su traducción. La tercera historia tiene a Andrew Scott, Damson Idris y a Topher Grace a la cabeza. Quien pareciera ser un conductor de una aplicación de viajes como un taxi pierde la razón luego de recoger a un pasajero que trabaja en una empresa con el mismo nombre del episodio. El chofer mantiene su ira controlada hasta que una aplicación le dice que le ponga atención, y en ese viaje decide tomar de rehén a su cliente.

 

Armado con una pistola, el conductor amenaza a su prisionero mientras destila todo su enojo: la absoluta adicción a las redes sociales, que en sus propias palabras, es comparada con la del tabaco. La secuencia se da en el medio de la ruta, dónde llegan la policía y varios testigos, y el hecho es seguido por millones más a través de sus celulares. La pregunta es hasta qué punto nos ayudan para mejorar el contacto con las personas, y cuándo es un completo riesgo.

Otro futuro: el de la propia serie

Los tres relatos llegarán mañana a la plataforma. Un tropezón puede no ser caída, pero la insistencia con algunas temáticas podría perjudicar el futuro de la serie. “Black Mirror” llegó en el año 2011 con tres historias tan perturbadoras como realistas. Metiéndose con la política, el crecimiento en una sociedad consumista y hasta en lo más íntimo de las relaciones, en todo un mundo nuevo de tecnologías, las primeras emisiones prometían un análisis crítico de la realidad que nos toca vivir.

 

Poco a poco, sacando algunas excepciones como “San Junipero”, “Shut Up And Dance” y “White Christmas” (el especial de la Navidad de 2014), las propuestas fueron perdiendo crítica y ganando conformismo: “Black Mirror” se ha transformado en un show predecible. Por más interesante que nos parezca su cinismo, no rompe con las típicas “visiones” de un futuro no muy lejano.

¿Hasta qué punto estamos bajo la mirada de un director creativo, y cuánto es lo que influye responder a la demanda de un público insaciable, de gran magnitud, que espera siempre cosas nuevas de la gran empresa de streaming? Ciertamente, el encanto por las series está mutando a producciones cada vez más cortas y de contenidos variados. Encontrar la posición que se corra de la norma puede ser una solución.