Sup. Economía Domingo, 20 de octubre de 2019 | Edición impresa

Bicicletas: un negocio que se sobrepone a la crisis

En Mendoza se calcula que existen unas 310 mil bicicletas operativas. Ya sea por moda o por deporte, la demanda sigue en alza.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

En los website de e-commerce uno de los productos más espiados por los cibernautas siguen siendo las ‘bicicletas’. Mercado que crece con cierta anarquía al respaldo de conceptos como vida saludable, ecología y economía. Según datos difundidos en 2018 por la Cámara de Comercio e Industria de la Bicicleta (Commbi), en nuestro país habría 0,18 unidades per cápita; lo que significa que en Mendoza hay al menos 310 mil bicicletas circulando.

Durante la última década, el rubro adquirió impulso y se multiplicó a un ritmo anual del 10%; a fines de 2017 se impuso un récord de ventas con 1,4 millones de unidades con cambios. Este año, si bien se acentuó la desaceleración en el ingreso de materiales a causa de la devaluación del peso, en los primeros ocho meses la importación alcazó los U$S 10.142.963.

 

La cercanía con Chile permite que el público local compre e importe bicicletas, el tráfico hormiga no preocupó a los comerciantes locales, porque mitigaron esta situación al competir con la calidad del servicio técnico, la garantía, el asesoramiento y la financiación. Destacan que las ventas se sostienen apalancadas por la  gente que ve a este rodado como alternativa para hacer ejercicio, divertirse o como un medio de transporte.  

Las empresas internacionales ven en la región una oportunidad para hacer florecer sus negocios, desde los servicios técnicos y el ensamble de unidades al alquiler urbano, las Apps o los servicios turtisticos. También el gobierno posó sus ojos en este fenómeno y tejió una red de ciclovías. El Unicipio avanza en un master plan que, en su primera etapa, contempla 90 km que unen el Gran Mendoza. 

 

Razones de mercado

La firma japonesa Shimano había evaluado invertir capitales en el país; mientras que las aseguradoras también ofrecen servicios diferencial a sus clientes. En la actualidad existen cinco firmas que cuentan con pólizas que se adecuan al valor de la unidad (ver aparte).

Tal como ocurre con sus primas cercanas (las motos), la fabricación artesanal (talleres o bicicleterias) reclama una porción de la manofactura, que anualmente ensambla -en Argentina- más de 600 mil bicicletas. Distribuidas en diferentes marcas, modelos y precios; la cámara del sector calcula que 8 (ocho) millones de unidades nuevas hoy están en uso.

 

No es alocado pensar que el aumento del precio de los combustible también juega un rol ponderable. La baja de ventas de nafta súper es un indicador inequívoco de que el público opta por otras alternativas de movilidad: el transporte público de pasajeros o las bicicletas. Tendencia que los vendedores testimonian, “el aumento del combustible y el valor actual del pasaje de colectivo, una persona que trabaja en horario partido puede comprarse una bicicleta de $ 8 mil en 6 meses sólo con lo que se ahorra de no viajar en micro”, señala Diego Vera, titular de Bicicletas Evolution.    

Más ligera, más cara. El peso de la bici es un determinante de sus materiales y su precio. | José Gutiérrez / Los Andes

En la vidriera  

La importación hormiga de bicicletas de marca desde Chile provocó una merma en las compras locales. Pero las herramientas de financiación fueron un paleativo frente a esta tendencia. Con respecto al enfrentamiento con los productos que importan -de Chile- es muy relativo señalaron fuentes del comercio local, porque lograron  enfrentar la situación y competir con la calidad del servicio.

 

Sergio Ambrosi, de Ambrosi Bicicletas, explicó que ha habido un descenso en las ventas, de un 30 a 40% en valor constante, especialmente en las opciones de alta gama; mientras las de media gama se han sostenido. Así, detalló: “quienes antes compraban una bicicleta de mil dólares, ahora se inclinan por una de 500, pero que las que tienen un precio de entre 15 y 30 mil pesos se venden bien”. 

Al cruzar la calle, Diego Vera -titular de Bicicletas Evolution- es optimista con respecto al desarrollo del negocio. “El rubro nos ha dado alegrías porque la bicicleta hoy está de moda, porque la gente ve a la bici como una alternativa para hacer ejercicio, para divertirse o como un medio de transporte sustentable y económico”. Señaló que el uso del rodado tomó fuerza por diversos factores. Entre ellos, que existen circuitos para practicar la disciplina de modo seguro, como los senderos de Chacras.

 

Pedaleando sobre la red

El tejido de ciclovías en Rosario, Córdoba y Mendoza, como en otras plazas, apuntalaron la idea de la ‘bici’ como una movilidad sustentable. Las bicisendas alientan al usuario a recorrer distancias de 10 kilómetros en promedio. Además  la práctica del deporte como entretenimiento alentó el regreso “triunfal” de las todo terreno (MTB).

Argentina es dueña de un mercado atractivo. En el país, Commbi y la Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines (Cimbra) reúnen a los principales actores de la producción; entre ellos, 10 empresas cubren casi el 50% de la demanda local. Universo cuyo 50% lo ocupan las bicis de mountain bike; el 35% las de niños y BMX; el 12% las de paseo, y el 3% restante las de ruta. 

 

Pero también existe un segmento interesante, casi inexplorado, sostenido por las bicicleterías de barrio, de marcas artesanales y aquellos mecánicos que descubrieron en el reciclaje un negocio de estilo vintage. La restauración -con un volumen aún no cuantificable-, trabaja sobre una sección de experiencias como las educativas del plan Sustenta Próspera Mendoza +B, que entregó 110 bicis recuperadas del delito a los alumnos rurales y semirurales de San Martín, Rivadavia, Junín y Santa Rosa. La UNCuyo, en tanto, reemplazó algunas becas de transporte por bicis nuevas y más de 100 alumnos se inscribieron en el programa.

Tallerista y propietario  

Una bicicleta standard en el mercado hoy puede rondar los $ 25.000, dependiendo de sus componentes. A las puertas del Cybermonday, feria de rebajas online impulsadas por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), las MTB (rodado 29) se preparan para volver al catálogo de los artículos promocionados. Pero no solo desde el aspecto formal las bicis encuentran su vidriera, porque en las redes los bicicleteros encuentran lugar para dejar su marca.

 

“Hace tres años comencé a trabajar en este rubro, ando en bici de BMX desde los 12 años y de a poco empecé a meterme en este mundo, a conocer y aprender más sobre la mecánica de las bicis. Pude ahorrar algo de dinero y abrí mí propio local”, sostiene Juani Santamaría de Monkey Bike Shop. 

Este maipucino, de 24 años, como tantos otros encontró en el Marketplace un espacio para potenciar su negocio; fotos de  bicicletas personalizadas funcionan como llamador para futuros clientes: “He publicado una fixie, mucha gente me habla por esa bici. He restaurado siete bicicletas más, también tengo otras 0km y accesorios”. Al hablar de la ventas, concluye: “Me cuesta un poco porque la gente no quiere gastar, pero tengo trabajo”. 

 

El campeón expectante

El tunuyanino Mauricio Páez, que es el actual campeón mendocino de ruta, es dueño de una bicicletería familiar que cumplió dos años. “En el rubro comercial estoy desde hace poco. las expectativas no eran altas y he trabajado mejor de lo que había pensado”.

Tras la suba del dólar, Páez destacó: “las ventas se han paralizado un poco, pero espero que la situación mejore en el corto plazo. Las bicicletas de MTB son las que más salen; podés encontrar a buen precio una bici rodado 29, con frenos a disco y equipamiento Shimano”.

 

La marca japonesa, fabricante de competentes y repuestos, y afamado sponsor del coche auxilio del Tour de Francia, planea hacer una fuerte inversión en la región. En una entrevista de 2018, Nicolás Muszkat (director de Shimano Latinoamérica), proveedor de piezas a las fábricas locales (Venzo, Vairo y Olmos, etc), afirmó: “por el crecimiento en el consumo, Argentina va camino a convertirse en capital latinoamericana de la bicis”.

La industria “ciclista” en el presente año ha comprado materiales al exterior por U$S 10.142.963; sus principales proveedores son China con ventas por un monto de U$S 3.941.895, Taiwán (U$S 3.525.271), y Brasil (U$S 2.191.353). 

 

En el mercado

La prioridad en el armado de una bicicleta es su ligereza y también su simplicidad, la mayoría de los rodados se componen de un número limitado y visible de componentes. Una bici de alta gama (adecuada para la competición contrarreloj), con un peso de 7,6 kg puede costar cerca de $ 624.000. Una versión más económica, sin frenos a disco, preparada para ruta tiene un valor desde $ 256.200 (es decir US$ 4.200, más envíos). Por ejemplo, en el mercado una llanta de carbono puede tener un costo online de $ 40.000, los repuestos para caja de $ 1.095 y un ruleman para rueda $ 2.500.

Tendencias: los seguros van a la caza de las bicicletas

En Argentina están en alza las solicitudes por los seguros de bicicletas, un servicio que no existía en 2012.  Según fuentes del sector, en nuestra provincia una compañía había puesto como meta las 2.500 pólizas para fines de 2018.; ampliando casi un 70% su actual cartera de clientes. Los seguros consideran a la bicicleta como un medio de transporte, cuyo uso dejó de ser puramente deportivo o de turismo, contemplando el punto de vista económico del bien. El valor promedio de una bicicleta asegurada es de $ 25.000.