Turismo Domingo, 11 de agosto de 2019 | Edición impresa

Barcelona: la ciudad condal

El segundo conglomerado más habitado de España fascina a visitantes de todo el mundo con su arquitectura y su movida cultural.

Por Federico Chaine - fedechaine@hotmail.com

Barcelona es la segunda ciudad más poblada de España. Se ubica a orillas del Mediterráneo y tiene cinco millones de habitantes. El Metro es una excelente opción para trasladarse con agilidad. El empalme de las Líneas 2 y 5 te deja junto a la obra más representativa: el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Fue creado por el arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926). Esta gigantesca catedral comenzó a construirse en 1882 y se calcula su finalización para 2025. 

 

Sobrecoge desde el primer vistazo. Gaudí era modernista y adoraba las superficies curvas. La fachada del templo tiene reminiscencias góticas. Es un relato de pasajes bíblicos escenificados a través de la arquitectura. En el interior los techos parecen no tener fin. Subí a una de las torres trepando una estrecha escalera caracol hasta la cima. A la salida se puede bajar a pie por la amplia Avenida Marina que te lleva directo a la playa pasando por la Plaza de Toros La Monumental que ya no se utiliza para lidias sino para espectáculos musicales y artísticos. 

 

Su fachada neomudéjar resulta atractiva y original. Las Ramblas es la peatonal que va desde la Plaza Catalunya hasta el Mirador de Colón. 

Hice una parada en el barrio Gótico y la Catedral, el Ayuntamiento y el Palau Güell que también fue diseñado por Gaudí para este industrial y mecenas de las artes, Eusebi Güell. Desde lo alto de Park Güell (Metro Línea 3 parada Lesseps) se aprecia un panorama de la ciudad y el mar azul a la distancia. La Barceloneta es un barrio de casas antiguas y estrechas callejuelas internas ubicada junto a la playa homónima y uno de sitios los más concurridos del centro. Caminando en el mismo sentido se llega a las llamadas “torres gemelas”: el Hotel Arts y el edificio Mapfre, ambos de 154 metros de altura. Están junto al Port Olimpic muy cerca de la Villa Olímpica donde se alojaron los deportistas durante los Juegos de 1992. Sobresalen del resto y son visibles desde casi toda la ciudad, incluso desde el avión cuando aterriza o despega del Aeropuerto El Prat. En las playas céntricas había un sector nudista y fue la primera vez que vi gente tomando sol como llegaron a este mundo sin el menor pudor. Al otro día trepé a Montjuic. 

 

Allí se emplaza el castillo del mismo nombre y el Estadio Olímpico Lluis Companys donde está el pebetero que causó sensación en la apertura de Barcelona 1992 cuando fue encendido por una flecha llameante disparada por el arquero Antoni Rebollo desde la pista de atletismo. A metros está el recinto cerrado del Palau Sant Jordi donde brilló el “Dream Team” original de Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson y compañía. Me llamó la atención que el castellano, idioma oficial de España, no fuera muy tenido en cuenta en Barcelona. Todo está en catalán y les molesta un poco cuando les hablan en castellano. Lo hacen notar sutilmente. Defienden sus costumbres a muerte, lo cual está bárbaro, pero se les va un poco la mano y están convencidos de que sus cosas son las mejores del mundo. En la zona residencial de Pedralbes está el Palacio que la ciudad le regaló a los monarcas. En ese exclusivo barrio vivió Maradona cuando jugaba en el club. Está tan cerca del Camp Nou que desde el segundo piso de su casa Diego veía el techo del estadio. 

 

Messi reside en Casteldefels a 25 kilómetros en las afueras. La capacidad era de 120 000 personas pero la UEFA obligó a quitar las populares y hoy caben 99 354 espectadores sentados. Ha sido calificado con 5 estrellas y es el más grande de España. A nivel del campo impacta la altura de las tres bandejas de las tribunas. 
 

Datos

Sagrada Familia: 20 dolares

Museo Taurino de la Monumental: 7,5 dolares

Catedral de Barcelona: 10 doalres

Palau Güell: 15 dolares

Park Güell: 13 doalres

Visita guiada estadio Olípico Montjuic y Palau Sant Jordi: gratuitos

Jardines de Pedralbes: gratuito

Visita guiada Camp Nou: 30 dolares