Economía Jueves, 3 de octubre de 2019 | Edición impresa

El dólar cerró a 60,22 pesos en el promedio del Banco Central

En el mercado mayorista, el tipo de cambio escaló dieciocho centavos, hasta los 57,82.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

La cotización del dólar sigue subiendo por goteo y ayer cerró en 60,22 pesos para la venta en el promedio bancario. Algunas entidades privadas como el Macro, por la volatilidad, llevaron el tipo de cambio minorista a los 61 pesos.

En el mercado mayorista, el tipo de cambio escaló dieciocho centavos, hasta los 57,82.

Según opinó Gustavo Quintana, de PR Operaciones de Cambio, el alza otra vez estuvo acotado por las intervenciones del Banco Central.

La entidad que conduce Guido Sandleris viene realizando ventas en el segmento de contado. Esto genera a su vez una baja paulatina de reservas. Ayer cayeron otros 146 millones de dólares, hasta los 48.340 millones.

 

Los bancos privados prevén que a medida que se acerquen las elecciones aumentará la demanda de divisas para cobertura. Así, el Macro lo vende a 61 pesos; Piano a 60,80; el ICBC, a 60,70; y Galicia, Supervielle, Ciudad y Santander, a 60,50 pesos. El Banco Nación mantiene la divisa en 59,50 pesos.

La proyección de los analistas del tipo de cambio nominal promedio para octubre descendió unos tres pesos y medio, a 59,3 pesos por dólar. Para diciembre lo ubican en los 65 pesos por unidad.

Así se desprende del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que difundió ayer el Banco Central. Para ello, consultó entre el 26 y 30 de septiembre 27 consultoras, trece bancos y cinco analistas extranjeros.

Perspectivas

Para diciembre los analistas del mercado proyectaron que la inflación general alcanzará el 54,9%. Y elevaron los pronósticos para los años venideros hasta 40,5% para 2020 y hasta 28,8% para 2021.

En paralelo, los analistas esperan que la tasa de interés retome un sendero continuo de reducción hasta alcanzar 73% promedio mensual en diciembre de 2019, 61,25% en marzo de 2020 y 42,50% en diciembre de 2020.

 

Si bien todas las previsiones están sujetas a cambios por lo que pueda ocurrir en las elecciones del próximo domingo 27, los pronósticos de tasa de interés están atados a lo que podría ser una modificación completa en la política monetaria si cambia el Gobierno.

Los bancos y consultaras estimaron que la recesión de este año se profundizará en los próximos meses llevando al Producto Interno Bruto (PIB) a una baja del 2,9%, es decir, una caída 0,4 punto mayor a la prevista el mes pasado por estos mismos analistas. Asimismo, para el año que viene se espera una retracción del 1,5% y el rebote vendría recién en 2021, con un avance del 1,6%.

 

Los participantes del REM esperan un déficit fiscal primario para 2019 de 162.500 miles de millones, es decir, 19.900 millones adicionales más que lo proyectado el mes pasado. Incluso, estiman que en 2020 habrá un rojo primario a cubrir por 100.000 millones.