Economía Viernes, 30 de agosto de 2019

Bancos comenzaron a liberar inversiones de ahorristas en fondos comunes

Tras 24 horas de parálisis, personas humanas pueden acceder a sus ahorros. El Banco Central autorizó a precancelar plazos fijos.

Por Javier Alvarez, de la corresponsalía Buenos Aires

Los bancos públicos y privados que operan en el país comenzaron en la mañana de este viernes a liberar inversiones de ahorristas individuales que estaban en Fondos Comunes (FCI) que ayer se vieron paralizados de forma inédita. 

La liberación de los pesos y dólares colocados por los ahorristas se daba después de medidas reglamentarias de la Comisión Nacional de Valores y de una decisión extraordinaria del Banco Central que durará un mes.

 


En paralelo, la autoridad monetaria anunció al sistema financiero que realizará subastas de compra de Lecaps, Letes, Lelink y Lecer para fondos, con la idea de reforzar la liquidez.

Ayer ocurrió que las decisiones del Gobierno nacional para postergar pagos de la deuda de corto plazo impactaron ayer sobre los FCI porque en el interior de estas carteras había, por ejemplo, Letras del Tesoro.

La situación no era grave en tanto el Gobierno dijo que lo resolvería rápido, pero generó preocupación y complicaciones a algunas empresas que preveían retirar dinero para el pago de salarios.

Esta industria, según datos actualizados a julio último, mueve en la Argentina unos  848.812 millones de pesos a través de 574 fondos distintos, de los cuales la mitad son de renta fija. 

 



Decisión del Central


En una decisión completamente inédita que se produce después de una desprolijidad  del ministerio de Hacienda, el Banco Central autorizó este viernes a las entidades financieras a precancelar plazos fijos con Fondos Comunes de Inversión.

Se trata de una medida para inyectarle de forma urgente liquidez a los money market (mercados de dinero), que son fondos mutuos de renta fija que invierten en instrumentos de deuda de corto plazo, con duración igual o menor a 90 días en pesos o dólares. 

Esos mercados de dinero registraron el jueves rescates muy elevados de sus integrantes debido a las medidas anunciadas por Hacienda para estirar los vencimientos de la deuda de corto plazo, sin antes regular lo que refiere al mercado de FCI. 

Las precancelaciones pueden realizarse siempre que desde la fecha de la imposición haya transcurrido un lapso no inferior a 7 días corridos, dice la Comunicación A 6766 transmitida este viernes a los bancos con duración hasta el 30 de septiembre.

“Podrán comprar depósitos e inversiones a plazo constituidos en entidades financieras locales por Fondos Comunes de Inversión del país siempre que desde la fecha de la imposición haya transcurrido un lapso no inferior a 7 días corridos”, expresa la medida.
 


Reglamentación de la CNV



La Comisión Nacional de Valores reglamentó las pautas que deberán aplicar los FCI en la administración de sus carteras. Y los bancos comenzaron a ponerlas en marcha, un proceso que llevará a la normalización total del sistema la semana que viene.

Itaú canceló ayer operaciones de entrada y rescate de sus fondos Renta Pesos, Capital Plus, Retorno Total y Renta Crecimiento. Todos con deuda argentina en su interior. El Banco Patagonia suspendió la operatoria de los fondos Lombard Capital y Lombard Abierto Plus.

El Galicia paralizó ocho. El Macro lo hizo con nueve y exigió a la CNV que “respete los derechos adquiridos por las personas humanas cuotapartistas”. Así hubo más de treinta entidades que frenaron operaciones.

La CNV salió a poner un poco de orden este viernes y en una resolución publicada en el Boletín Oficial detalló que la normativa incluye la tenencia de Letras del Tesoro de La Nación (LETES), Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos (LECAPS), Letras del Tesoro Vinculadas al Dólar Estadounidense (LELINKS) y Letras del Tesoro en Pesos ajustadas por CER (LECER).

Por ello, los órganos activos de los FCI abiertos que contaban en sus carteras al 28 de agosto de 2019 con esos títulos, podrán agrupar los activos que componen las carteras de estos fondos según su liquidez o tipo de cuotapartista, debiéndose segregar las tenencias correspondientes a las personas humanas que revestían el carácter de cuotapartista al 31 de julio de 2019 y cuyo carácter se hubiera conservado al 28 de agosto de 2019 del resto de los inversores.

Con los activos líquidos que compongan las carteras, se realizará el pago en forma proporcional a las tenencias de cada cuotapartista. Con los activos no líquidos en cartera, los órganos de los FCI que así lo decidieran, estarán autorizados a instrumentar el pago en especie, en forma proporcional a las tenencias de cada cuotapartista.

Además, los FCI deberán tener a disposición de la CNV el listado del total de los cuotapartistas, la cantidad de cuotapartes en tenencia de cada uno y la composición de la cartera del fondo.