Política Miércoles, 10 de abril de 2019

Bajó 17% la morosidad en las cuotas de las viviendas del IPV

El titular del organismo aseguró que es debido a la aplicación del coeficiente de ajuste respecto de los ingresos.

Por Redacción LA

Hace un año que el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) comenzó a aplicar en las cuotas el coeficiente que tiene en cuenta el incremento en los ingresos familiares. Esta medida diferencia al instituto de los créditos financieros que ajustan respecto de una tasa de interés que se actualiza con  la inflación.

 

El titular del IPV, Damián Salamone, explicó en Radio Nihuil que el nivel de morosidad ha logrado bajarse desde el 2015 a la fecha debido al criterio de actualización de las cuotas. “Principalmente el IPV toma la herramienta UVA, pero sin las tasas de interés”, indicó que se trata de un criterio “social” para ayudar a las familias a que puedan pagar sus deudas, pero por otro lado que permite que las cuotas no queden depreciadas en el tiempo.

“Está permitido que esta herramienta se adecue a la necesidad de cada familia ya que no puede superar la cuota más del 20% de ingresos de cada familia”, aclaró el funcionario quien aportó que esta medida les ha permitido bajar la morosidad en un 17%. Además, señaló que los créditos UVA han permitido al IPV entregar 2600 viviendas “con este sistema de pago”.

“A poco más de 1 año con este tipo de mecanismo hemos advertido que la morosidad respecto al 2015 ha bajado un 17% y por lo contrario, los incrementos en la recaudación han subido a un 98,5%”, celebró.

 

Asimismo, recordó que las principales problemáticas del instituto son la alta morosidad y la devaluación de las cuotas. Salamone remarcó que la mitad de los beneficiarios que tienen “deudas históricas” deben cuotas de $100, “y aun así no las pagan”, se lamentó el funcionario. Es por ello, que señaló que la aplicación del coeficiente establece un “criterio más justo”.