Opinión Miércoles, 17 de abril de 2019 | Edición impresa

Bajar el gasto público se puede: el caso del INV - Por José Esteban Onofri

Por José Esteban Onofri - Licenciado en Ciencias Políticas y Sociales

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) ha hecho público un amplio informe de gestión que abarca los años 2016/18. Periodo en que el organismo ha estado a cargo del Ing. Carlos Tizio. Nos interesa aquí mostrar que bajar el gasto y empleo público es posible, según lo consignado en el informe que compara la situación del año 2018, con la del 2015, el anterior a la actual gestión.

Entre la interesante información difundida resalta cómo la conducción del INV ha reducido el gasto y la cantidad de personal, y cómo hay gastos que se ven poco y se pueden bajar. Un ejemplo, pasajes internacionales: 2015 -35; 2018-9. Pasajes nacionales: 2015-262; 2018-63. Ahorro 4,6 millones de pesos. El gasto en este rubro del año 2018 equivale al 10% del 2015.

Ahorro en combustibles de 44%, 3,4 millones de pesos.

Control de cosecha: el personal temporario bajó de 212 a 77 con un ahorro de 15 millones, la cobertura de la muestra del 22% del total de la producción. Personal contratado en Argeninta se redujo de 143 a 11, ahorro 44,2 millones.

Planta de personal más contratados 2015- 741 personas, 2018- 573. Reducción importante de cargos jerárquicos. Este año no habrá personal contratado, bolsa negra del gasto y acomodo político.

Total de gastos operativo 2015 – 195,5 millones; 2018 – 46,5 millones, reducción 76%. Todos los valores en pesos están en moneda homogénea de diciembre de 2018.

Por cierto hay importantes reformas funcionales y operativas, igualmente se advierte un crecimiento significativo de la recaudación del INV que paga la industria. Ellos deberán opinar sobre estos aspectos.

Lo que aquí importa es mostrar que bajar el gasto y el empleo público es posible, el INV lo ha hecho.