Opinión Jueves, 11 de abril de 2019 | Edición impresa

Baja el dólar pero sigue subiendo el riesgo país - Por Rodolfo Cavagnaro

En el exterior los inversores están vendiendo los bonos argentinos, lo que impacta en la suba del riesgo país.

Por Rodolfo Cavagnaro - Especial para Los Andes

La Argentina está inmersa en una rara vorágine que suele conocer como la de la “profecía auto cumplida” o como lo llamarían los sicólogos en un proceso de “una lesión auto infringida”. El mecanismo es fácil de explicar, pero complejo para pensar en una solución, porque es claramente un escenario cercano al pánico.

Los que dicen defender a Macri están muy asustados por las encuestas que parecen darle chances a Cristina Fernández de Kirchner. Por esta razón se deshacen de activos y tratan de comprar dólares, y así aumenta el precio del dólar. Igualmente, venden acciones y bonos argentinos para comprar moneda norteamericana y hacen subir el riesgo país. Luego, cuando ven los resultados con el dólar subiendo y haciendo crecer la inflación lo miran a Macri diciéndole “¡¡hacé algo!!”. Como la inflación sube, vuelven a comprar dólares y repiten el ciclo.Por temor a que se produzca la llegada de Cristina están haciendo todo para que Macri  fracase.

Por supuesto, hay otros grupos interesados en el fracaso de Macri, que son los grupos empresarios enojados porque el mandatario no los salvó de Bonadío ni los cuadernos y, además, errores del gobierno que no terminan de cerrar una estrategia que sea creíble. Mientras el gobierno siga manteniendo el sistema de que el Banco Central (BCRA) tome deuda a través de las Leliq, el riesgo de un default es cada vez más cercano, según la visión de los inversores. No importa que la recomendación venga del FMI, los inversores tampoco le creen al Fondo.

En los últimos días la cotización del dólar parece tranquila, pero en realidad hay una mayor oferta por parte de los exportadores de granos y habrá, desde el lunes, ventas del Tesoro de los dólares que recibió del FMI, por lo que no tiene muchas perspectivas de subir, pero tampoco baja mucho porque hay muchos compradores que están dolarizando sus carteras e, incluso, sacan las divisas del sistema, por las dudas.

En el exterior, los inversores venden sus tenencias de bonos argentinos, sobre todo los que vencen después de diciembre próximo. Eso hace bajar el precio de los títulos y por eso crece la tasa de riesgo país (ayer cerró en 816 puntos). Los inversores locales se asustan por esto y compran más dólares. Por ahora compran barato, pero los dólares de los granos se acaban en Agosto y falta mucho para las elecciones.