Política Sábado, 25 de mayo de 2019 | Edición impresa

Axel Kicillof: “Mendoza tiene más deuda que la Nación”

Vino a Mendoza a hacer campaña por Sagasti. Cuestionó a Cornejo y dijo que él tuvo menos inflación que la de Macri.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

A 15 días de las PASO provinciales, Axel Kicillof fue el primer (¿y único?) dirigente del kirchnerismo que vino a respaldar la precandidatura a gobernadora de Anabel Fernandez Sagasti, a quien tildó de “humilde y trabajadora” que “está con los que sufren y no especula con la política”. 

Al mismo tiempo, el diputado nacional, que suena como candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires, se ocupó de lanzar fuertes críticas contra Alfredo Cornejo (“es el principal mentiroso” y Mauricio Macri (“el país está en un default encubierto”)

 

El ex ministro de Economía kirchnerista hizo una corta corta a Mendoza. Habló con la prensa por la mañana, luego almorzó con dirigentes de la Federación Económica Mendoza (FEM), por la tarde recorrió junto a Sagasti el barrio La Favorita y anoche estuvo en un acto de Unidad Ciudadana (UC) en Guaymallén.

-¿Cómo analiza la situación económica?

-Uno tiene experiencia en conocimiento técnico pero hay que usar a veces el sentido común. Estamos en emergencia alimentaria, laboral, de educación, salud, productiva y de la tercera edad. Son los primeros sectores que hay que atender. Pero quedan 6 meses de gobierno de Macri y nos están preguntando qué haríamos: la verdad es que no sabemos qué nos vamos a encontrar. Todo lo que sale puede ser peor. Se sigue tomando deuda y además se siguen perdiendo esos dólares que se consiguen por la fuga de capitales.

 

-¿Qué está en juego en estas elecciones?

-Neoliberalismo por 4 años mas, que no es (Carolina) Stanley, Macri o (María Eugenia) Vidal, porque podría aparecer un peronista que se sume a Cambiemos con las mismas políticas, que son muy claras y se aplicaron varias veces y siempre fueron el mismo desastre. Generan sobreendeudamiento, bicicleta, pérdida de empleo, comercios cerrados; y a nivel macro salarios bajos, tarifas altas, cataratas de entradas de productos. Eso no sirve. 

-¿Por qué entonces ganó Macri en el 2015?

-Porque ha mentido. Porque son unos estafadores, estafan la democracia. Dijeron que subían jubilaciones, que bajarían el Impuesto a las Ganancias. Y Cornejo es el principal mentiroso, ahora que no mide (Macri) se quiere bajar del barco y dice que con este hombre no tiene nada que ver. Ahora se quiere separar, me parece que es tarde.  

 

-Cornejo pide ahora ampliar Cambiemos...

-Pero es la política la que están discutiendo. Acá en Mendoza tenés más endeudamiento que la Nación, mas inflación que la nacional, y cuando cierra una empresa Cornejo no hace nada. Son las políticas de Macri. 

-¿Cómo se enfrenta la inflación? Ustedes también la tuvieron en su Gobierno.

-Nosotros tuvimos un tema con la inflación. Cuando terminamos, la peor medición, tomada como lo hacía la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos 12 meses acumulados fue de 23,8%. Es alta, pero hicimos Precios Cuidados, trabajamos con los costos, con el dólar. Pero si uno deja que la nafta esté en dólares, que el alquiler este altísimo, se traslada a los precios. Pero la inflación no dependía de lo que decían los que daban cátedra en ese momento, que decían que había que subir la tasa de interés, parar de emitir, bajar los salarios y abrir importaciones. Este Gobierno hizo todo eso y la inflación, comparada con el ultimo año, es del 57%. Con estas tarifas, tasas y salarios no se puede producir, no hay demanda. 

 

-¿Se puede comparar esta situación con el 2001?

-El 2001 fue un estallido económico. Hoy no tenemos default, porque Macri lo oculta, pero no le prestaron más plata, lo que es un default encubierto. Ni siquiera puede colocar plata. Lo que estamos discutiendo es si es pagable la deuda.

-El Gobierno nacional dice que es pagable.

-Todo es pagable teniendo en cuenta tasas y plazos. Hoy tenemos un esquema desfavorable. El Gobierno tomó 113 mil millones de dólares de deuda y el gobierno que viene tendrá que pagar 160 mil millones en 4 años. Este gobierno no pagó nada. Es un tema riesgoso. Si el país tiene holgura financiera se puede charlar, pero si estamos al borde del precipicio estamos en otra situación. 

 

-Cristina Fernández se bajó y nominó a Alberto Fernández, pero el peronismo aún no se unificó. ¿Por qué?

-Estamos en un proceso de unidad, la idea es sumar a todos los compañeros, aún los que fueron oposición nuestra. No hay un límite. Muchos que fueron oposición nuestra y están con nosotros. Hoy quedan muy poquitos que no se quieren sumar, pero seguimos esperando. Cuando vos te sentás a hablar muchos tienen los mismos objetivos y críticas a Macri, que son los fundamentos centrales de lo que buscamos. Es necesario armar un contrato social que sea no solo entre políticos sino ciudadanos. Hoy si vemos la rentabilidad de los bancos, las empresas energéticas, los grandes importadores y exportadores, no a todos les fue mal. Algunos tuvieron su revolución de la alegría. Esos sectores van a tener que aportar. 

-¿Lo sorprendió Cristina con la candidatura de Alberto Fernández?

-No fue sorpresa sino sensación de que lo que se dijo y especuló era mentira. Que Cristina quería todo para ella. Tomo una decisión que será evaluada históricamente. En las encuestas Cristina ganaba la elección como presidenta, y su decisión nos pone en un lugar de reflexión, porque cuando alguien que tiene tanto apoyo actúa así da una decisión de amplitud, nos da a todos una lección de política.

 

-¿Va a ser candidato a gobernador en Buenos Aires? 

-Me han medido para muchas cosas. Lo he dicho desde siempre: estaré donde mejor pueda encajar en el esquema que se resuelva. Creo que yo puedo asumir esa responsabilidad si los compañeros afirman que suma para el frente.   / J. Torrez
los andes