Economía Martes, 19 de noviembre de 2019

Avanzan en un plan para que bonos reperfilados puedan usarse en la compra de bienes

Un reconocido economista le está preparando un programa integral a Alberto Fernández, que incluirá la compra con títulos públicos.

Por El Cronista especial para Los Andes

“Es un programa integral”, dicen quienes están trabajando junto a Martín Redrado en el armado de un plan para poder pagar con bonos autos, inmuebles e impuestos, aunque subrayan que se trata de “algo más abarcativo”.

La premisa es que los bonos sean tomados al 100%, sin importar si el comprador o el vendedor tienen deudas de seguridad social, en las operaciones de compra-venta de autos e inmuebles, dos rubros cuya demanda cayó fuerte y que el próximo Gobierno quiere incentivar para frenar los despidos y suspensiones en el sector automotriz y de la construcción.

 

“Una parte es una moratoria sin costo y que se pague con los títulos reperfilados a 100%”, deslizan por lo bajo, aunque recalcan que hasta que no tenga visos de implementarse no pueden dar muchas precisiones, ya que lo primordial será el factor sorpresa.

El Gobierno empezó un reperfilamiento de la deuda a fines de agosto que incluyó el alargamiento de los plazos en el caso de las Letras. Para los bonos a mediano plazo (bajo legislación argentina) envió un proyecto de ley al Congreso.

El canje de bonos por deuda que ya funciona

Por lo pronto, la AFIP había informado que se iban a poder pagar deuda de seguridad social con los títulos reperfilados. La posibilidad rige hasta el 30 de noviembre de este año y, el mecanismo, es para pasivos exigibles al 31 de julio pasado.

El mecanismo de pago es el siguiente: el contribuyente debe ordenar la transferencia desde la plataforma donde opera sus títulos a la AFIP (para este paso es que debe saber a qué valor se los tomará).

Caja de Valores informará los bonos electrónicos generados. La AFIP procesará los bonos electrónicos recibidos. El contribuyente visualizará el crédito de estos bonos en la cuenta tributaria y los utilizará para pagar la deuda de aportes y contribuciones de seguridad social.

 

Por el reperfilamiento, el valor de mercado de las Letes, Lecap y el resto de los títulos en default selectivo se derrumbó, y al tomar la diferencia entre el valor técnico y su precio de plaza se reconoce una pérdida y se pagan más impuestos por un monto menor. El valor técnico de los bonos es el valor con intereses corridos, también denominado nominal.

Tasas del 2000%

Hoy los inversores temen otro reperfilamiento y llevan a las tasas de Letes hacia el 2000%. El mercado espera algo más que un simple alargamiento de plazos. Para los operadores, el default es una posibilidad hasta tanto se resuelva la totalidad de la deuda.

De hecho, el mercado considera que en los primeros meses de gobierno de Alberto Fernández ocurra un nuevo evento crediticio sobre la deuda en dólares de corto plazo de Argentina.

 

Las Letes con vencimiento entre el 26 de febrero y el 25 de marzo operan con tasas de entre 1595% y 2125% en dólares. Estos niveles de tasas de interés reflejan altos riesgos de que se vea un nuevo reperfilamiento.

Mariano Gorodisch