Economía Viernes, 16 de agosto de 2019

Aumentó 7% el precio de la carne: a cuánto se consigue el kilo de asado en Mendoza

Los productores del mercado cárnico retienen los novillos. "No se puede presionar a la gente con mayores precios", dijo José Rizzo.

Por Redacción LA

Tras una semana sacudida por una fuerte especulación en la economía, el presidente de la Cámara de Abastecedores de Carnes de Mendoza, José Rizzo, aseguró que el precio de la carne aumentó 7% y el kilo de asado se consigue en torno a los $290.

El empresario explicó a CNN Radio Mendoza que el mercado de la carne principalmente funciona en torno a la oferta y demanda. En este sentido, señaló que ante la incertidumbre el productor deja de abastecer, con lo cual no hay oferta y el precio aumenta. “No manda el novillo y eso hace que aumente el precio”, dijo.

 

Asimismo, señaló que recién este viernes el mercado entró en movimiento, tras el anuncio del presidente Mauricio Macri del primer paquete de medidas. “El mercado de Liniers lo tenemos como referencia para poner el precio. Ahí el lunes hubo entrada nula, el martes entró un poco, el miércoles igual y recién hoy aumentó un poco el ingreso”, expuso.

 

Por tal motivo, señaló que el incremento se registró al cierre de la semana es del 7%, en promedio. “A los cortes de carnicería los impacta en un 10 o 7%, dependiendo del corte”, advirtió. En este sentido, comparó los precios de una semana a la otra. Rizzo expuso que el viernes pasad,o un kilo de asado en Mendoza rondaba entre los $250 y $270. Ahora, con el 7% de incremento, alcanza los $290.

Sin embargo, el empresario diferenció la situación de los supermercados. “Excepto la mercadería de los supermercados, que son cortes que sobran de la exportación, allí estará entre los $200 y $240 pesos. Pero es una mercadería totalmente distinta”, completó.

 

Por último, se preocupó por este ajuste, debido a la caída en las ventas que tiene el sector. Por eso, aseguró que si bien las medidas que aplicará el Gobierno son “positivas” esperan no tener que aplicar aumentos. “No se puede presionar a la gente con mayores precios”, temió.